Predijo la fecha de su detención y se dice que las balas le rebotaban El joven jienense José María Poyatos predijo que lo detendrían y que no delataría a nadie; cuando lo fusilaron, las balas le rebotaban

Facebooktwitter

Entre los asesinados el sábado 3 de octubre de 1936, cuatro han sido beatificados: un sacerdote diocesano en Almería, un laico en Úbeda (Jaén), un sacerdote terciario capuchino –Crescencio García Pobo– en Aravaca (Madrid) y un carmelita -el hermano Eufrasio María– en Barcelona.
El cura labrador, beato Manuel Lucas.Manuel Lucas Ibáñez, almeriense de Fondón y de 57 años, era párroco de Fuente Victoria, fue asesinado en el Barranco de los Caballos de Verja y beatificado el 25 de marzo de 2017 en Roquetas de Mar (siempre en Almería). Le conocían como el cura labrador.

Predijo su detención, el interrogatorio y su entereza

José María Poyatos Ruiz, de 22 años y jienense de Vilches, era el decimotercero de los quince hijos de un matrimonio cuyo cabeza era contratista de obras públicas y miembro de Acción Católica y de la Adoración Nocturna, y tenía una tienda de comestibles en Rus (Jaén), mientras sus hijos José María y María del Castillo trabajaban en una fábrica de aceite de orujo en Úbeda. Hablando con esta hermana, José María le predijo que «el día de Santa Teresita y San Francisco jamás se te olvidarán. Vendrán por mí, porque yo, desde luego, no voy a buscarme la muerte, y me llevarán al sitio que tenga que ir para declarar; mas allí, por mucho que me pregunten nada diré contra nadie, ni contra nada; puedes estar tranquila. Entonces me atarán y me conducirán al lugar destinado». Efectivamente, según el relato publicado en Iglesia en Jaén el 25 de febrero de 1996, «fue buscado y apresado, llevado a declarar, le ataron las manos al pecho, lo llevaron al cementerio y allí, junto a la cruz de la puerta, le invitaron a volverse de espaldas. Él con gran valentía quiso morir de frente… hubo disparos que no llegaban o no atravesaban el pecho o rebotaban; vivas a Cristo Rey; enfurecimiento de los verdugos… finalmente un tiro en la nuca y José María cayó» (ver biografía amplia).

Puede leer la historia de los mártires en Holocausto católico (Amazon y Casa del Libro).

Puede suscribirse a esta lista de correo si quiere recibir en su e-mail la historia del mártir de cada día.

Facebooktwitteryoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *