Un mártir tímido y sentimental, a la vez que alegre, servicial y amigo de todos Justo González, del que sus biógrafos dicen que era tímido y sentimental, era oblato de María Inmaculada en Pozuelo de Alarcón

Facebooktwitter

Un mártir asesinado durante la guerra civil española nació un 14 de julio: el oblato de María Inmaculada leonés Justo González Lorente.

Uno de los ocho primeros mártires de Pozuelo
Justo GonzálezJusto, de 21 años y oriundo de Villaverde de Arcayos (León), fue asesinado el 24 de julio de 1936 y beatificado en 2011 junto con seis compañeros de su orden y el exconcejal de Madrid Cándido Castán, en el primer grupo de mártires de Pozuelo (ver artículo del 1 de mayo y mapa de los 27 mártires de esa localidad). Así lo biografía su congregación: “El 14 de agosto de 1927 ingresa en el seminario menor de los Misioneros Oblatos de Urnieta (Guipúzcoa) y en 1932 comienza el noviciado en Las Arenas (Vizcaya). Hace su primera oblación temporal el 15 de agosto del año siguiente. En una carta a su hermana Dionisia, religiosa, decía que él ansiaba ardientemente culminar esa etapa de su vida para entregarse de lleno a Dios por la consagración religiosa.

Pasa a Pozuelo para proseguir los estudios llevando con gran rigor su formación intelectual y espiritual. Parecía algo tímido y sentimental; pero era alegre, servicial y amigo de todos. Al terminar el primer año de teología se disponía a hacer su oblación de por vida. Tenía gran ilusión por ser misionero”.

Puede leer la historia de los mártires en Holocausto católico (Amazon y Casa del Libro).

Puede suscribirse a esta lista de correo si quiere recibir en su e-mail la historia del mártir de cada día.

Facebooktwitteryoutube

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.