La religiosa que exclamó ¡Ya puedo ser mártir! al ver arder las iglesias Sor Josefa Gironés acababa de hacer sus primeros votos el 19 de julio de 1936 y al ver arder las iglesias exclamó: ¡Ya puedo ser mártir!

Facebooktwitter

De los asesinados el 17 de noviembre de 1936 hay tres personas beatificadas: dos hermanas de la Caridad en Madrid y un lasaliano en Barcelona. Una de las dos primeras, Josefa Gironés, dijo tras emitir sus primeros votos el 19 de julio de 1936, con las iglesias de Madrid en llamas: “¡Ya puedo ser mártir!”.

Hemanitas de la Caridad de la maternidad de San Carlos
Las vicencianas eran Josefa Gironés Arteta, de 29 años, y Lorenza Díaz Bolaños, de 40. Gironés entró en comunidad en 1931, con la carrera de matrona recién terminada. Su único destino fue el Hospital Clínico de San Carlos, sección de maternidad, en Madrid. Emitió sus primeros votos el 19 de julio de 1936, estando las iglesias de los alrededores de su comunidad en llamas. Una vez pronunciados los votos dijo a una de sus compañeras: “¡Ya puedo ser mártir!”.

Lorenza Díaz Bolaños ingresó en la compañía en 1921. Su único destino fue el Instituto de Reeducación de Inválidos del Trabajo en Carabanchel (Madrid), como enfermera del quirófano. Un grupo de milicianos fue a buscarlas a la pensión en la que se encontraban. Sus nombres estaban en la lista negra de los denunciados porque la hermana Lorenza había defendido su castidad frente a las provocaciones de un compañero de trabajo. Detenidas por celadores de los hospitales donde habían prestado servicio, las torturaron en una checa y las mataron en el parque de las Vistillas de Madrid.

Eusebio Roldán Vielva (hermano Eusebio Andrés), de 40 años, trabajó en las escuelas de Josepets y Horta, siendo su última casa la de Gràcia, en Barcelona. Durante la guerra, pasó un tiempo escondido en el monte, para después acogerse a la hospitalidad y trabajo que le ofreció el señor Juan Faura como dependiente. No obstante, en un registro, ante las insistentes preguntas de los milicianos, reconoció ser hermano de las Escuelas Cristianas. Lo llevaron a la comisaria de la calle Nueva. Su cuerpo apareció acribillado y torturado en Can Tunisi, cerca del cementerio Oeste de Barcelona.

Puede leer la historia de los mártires en Holocausto católico (Amazon y Casa del Libro).

Puede suscribirse a esta lista de correo si quiere recibir en su e-mail la historia del mártir de cada día.

Está disponible un seminario en cuatro sesiones sobre El siglo de los mártires: el caso español que he grabado para el portal LDVM, cuyos responsables son los catedráticos Ignacio Gil Pechuán y José Pérez Adán, y que se ofrece en colaboración con la Universidad ULIA y Catholic Voices. En la página de seminarios de LDVM se indica cómo solicitar el acceso, que es gratuito.

Facebooktwitteryoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *