Predijo la fecha de su detención y se dice que las balas le rebotaban El joven jienense José María Poyatos predijo que lo detendrían y que no delataría a nadie; cuando lo fusilaron, las balas le rebotaban


Entre los asesinados el sábado 3 de octubre de 1936, cuatro han sido beatificados: un sacerdote diocesano en Almería, un laico en Úbeda (Jaén), un sacerdote terciario capuchino –Crescencio García Pobo– en Aravaca (Madrid) y un carmelita -el hermano Eufrasio María– en Barcelona. Continuar leyendoPredijo la fecha de su detención y se dice que las balas le rebotaban El joven jienense José María Poyatos predijo que lo detendrían y que no delataría a nadie; cuando lo fusilaron, las balas le rebotaban

Facebookyoutube

Predijo su martirio y que le cortarían las orejas El párroco de Nacimiento (Almería) predijo que perdería el oído que le quedaba y la vida como mártir; y en efecto le cortaron las orejas


Trece de las personas asesinadas el viernes 18 de septiembre de 1936 han sido beatificadas: cinco terciarios capuchinos –Vicente Jaunzarás, Justo Lerma, Vicente Gay, José María López y Salvador Chuliá– en Torrent (Valencia), cuatro lasalianos -los hermanos Nicolás Adriano, Clemente Faustino, Honorio Sebastián y Anastasio Lucas– en Tarragona, dos sacerdotes de la diócesis almeriense, un marianista en Ciudad Real y un salesiano en Madrid.
Continuar leyendoPredijo su martirio y que le cortarían las orejas El párroco de Nacimiento (Almería) predijo que perdería el oído que le quedaba y la vida como mártir; y en efecto le cortaron las orejas

Facebookyoutube

Juan Álvarez de Castro y Muñoz, obispo asesinado por las tropas de Napoleón El obispo asesinado por las tropas de Napoleón en Coria durante la Guerra de Independencia y los mártires del 16 de septiembre de 1936


Cinco personas han sido beatificadas entre las asesinadas el miércoles 16 de septiembre de 1936: tres terciarios capuchinos en un pueblo de Valencia, un sacerdote escolapio –Ignacio Casanovas– en otro de Barcelona y otro diocesano en Almería. Añado algo sobre el que puede ser primer obispo mártir del siglo XIX en España.
Continuar leyendoJuan Álvarez de Castro y Muñoz, obispo asesinado por las tropas de Napoleón El obispo asesinado por las tropas de Napoleón en Coria durante la Guerra de Independencia y los mártires del 16 de septiembre de 1936

Facebookyoutube

A diario le amenazaban: Aquí hay un cura. Hay que matarlo En casa del sacerdote almeriense Domingo Campoy aparecía a diario una amenaza pintada con tiza: Aquí hay un cura. Hay que matarlo


Entre los asesinados el 30 de agosto de 1936, han sido beatificados 21: los obispos de Almería y Guadix (Granada) –Diego Ventaja y Manuel Medina– y otras doce personas martirizadas en Enix y Tabernas (Almería); en la provincia de Madrid dos salesianos –Germán Martín y Dionisio Ullívarri-; en Bilbao el sacerdote terciario capuchino Vicente Cabanes —primer mártir en el País Vasco—, otro -el padre Joaquín de Albocácer– en la provincia de Castellón, un capuchino más en Barcelona y dos religiosas de San José en Xeresa (Valencia).
Continuar leyendoA diario le amenazaban: Aquí hay un cura. Hay que matarlo En casa del sacerdote almeriense Domingo Campoy aparecía a diario una amenaza pintada con tiza: Aquí hay un cura. Hay que matarlo

Facebookyoutube

Protestó mientras quemaban una iglesia, lo encarcelaron y lo mataron El sacerdote dehoniano padre Juan María de la Cruz protestó mientras quemaban una iglesia en Valencia y así firmó su sentencia de muerte


Entre los asesinados el domingo 23 de agosto de 1936, 23 han sido beatificados: 10 maristas y el deán de la catedral, en Toledo; en la provincia de Valencia, tres jesuitas, dos amigonianos (terciarios capuchinos) y un sacerdote del Sagrado Corazón (dehoniano); dos hermanos de las Escuelas Cristianas en la provincia de Teruel; un sacerdote secular en la de Tarragona –Estanislau Sans Hortoneda– y otro en la de Almería, un capuchino en El Pardo (Madrid) y otro en Gerona. Continuar leyendoProtestó mientras quemaban una iglesia, lo encarcelaron y lo mataron El sacerdote dehoniano padre Juan María de la Cruz protestó mientras quemaban una iglesia en Valencia y así firmó su sentencia de muerte

Facebookyoutube

Pidió rezar y morir de frente, perdonando y bendiciendo a sus enemigos Al dominico Francisco Calvo Burillo lo mataron en su pueblo, Híjar (Teruel) y respondió a las blasfemias e insultos rezando, perdonando y bendiciendo


El domingo 2 de agosto de 1936 fueron asesinadas nueve personas que han sido beatificadas: tres sacerdotes claretianos en Barbastro, en la provincia de Teruel un dominico y un sacerdote de la Congregación de la Misión –Leoncio Pérez Nebreda-, el ecónomo de la catedral de Tarragona, un sacerdote terciario capuchino en Madrid, un sacerdote operario diocesano –Miguel Amaro Ramírez– en Toledo y un salesiano más en Ronda (Málaga).
Continuar leyendoPidió rezar y morir de frente, perdonando y bendiciendo a sus enemigos Al dominico Francisco Calvo Burillo lo mataron en su pueblo, Híjar (Teruel) y respondió a las blasfemias e insultos rezando, perdonando y bendiciendo

Facebookyoutube

Les desnudaron y quisieron obligar al sacerdote a pecar contra a la castidad A Sebastiá Tarragó, párroco de Bellmunt de Siurana (Tarragona), antes de matarle lo desnudaron junto a una mujer


El primero de agosto de 1936, sábado, fueron martirizadas 11 personas que ya han sido beatificadas: dos maristas, dos capuchinos y un lasaliano en la provincia de Barcelona, dos sacerdotes diocesanos en pueblos de Tarragona y uno en Zaragoza, otro sacerdote terciario capuchino en Madrid -el padre Bienvenido María de Dos Hermanas-, más un religioso hospitalario -el hermano Gaudencio– en un pueblo de esa provincia, y un beneficiado de la catedral de Toledo.
Continuar leyendoLes desnudaron y quisieron obligar al sacerdote a pecar contra a la castidad A Sebastiá Tarragó, párroco de Bellmunt de Siurana (Tarragona), antes de matarle lo desnudaron junto a una mujer

Facebookyoutube

Ataron el cuerpo de la mártir a dos camiones para destrozarlo Después de matar a sor Isabel Remuiñán, franciscana misionera de la Madre del Divino Pastor, de 60 años, destrozaron su cuerpo


Seis mártires del siglo XX en España nacieron un 17 de junio: un terciario capuchino sevillano -que fue general de su congregación-, un dominico riojano que fue misionero en China y Filipinas, una franciscana misionera coruñesa, una cooperadora laica de las adoratrices gerundense, un sacerdote tarraconense hijo de la Sagrada Familia y un lasaliano barcelonés. Continuar leyendoAtaron el cuerpo de la mártir a dos camiones para destrozarlo Después de matar a sor Isabel Remuiñán, franciscana misionera de la Madre del Divino Pastor, de 60 años, destrozaron su cuerpo

Facebookyoutube

Estenaga, el obispo que dijo “matadme”, tras evitar una profanación Entre los nueve mártires nacidos un 16 de abril está el secretario del obispo que ofreció su vida para evitar una profanación


Nueve mártires del siglo XX en España nacieron un 16 de abril: un hospitalario abulense, un sacerdote vallisoletano –secretario del obispo de Ciudad Real-, un benedictino oscense –del monasterio del Pueyo-, un un capuchino barcelonés, un marianista alavés, un terciario capuchino valenciano, un marista gerundense y otro navarro, más el obispo de Teruel. Continuar leyendoEstenaga, el obispo que dijo “matadme”, tras evitar una profanación Entre los nueve mártires nacidos un 16 de abril está el secretario del obispo que ofreció su vida para evitar una profanación

Facebookyoutube

Volaron la cárcel para matarlos a todos Los paúles Tomás Pallarés y Salustiano González, mártires de la Revolución de 1934, murieron cuando sus captores volaron la cárcel para exterminarlos


Nueve mártires de la Revolución Española nacieron un 6 de marzo: un paúl turolense asesinado en Oviedo en 1934 y, ya durante la guerra, una teresiana barcelonesa, una mínima descalza castellonense, un pasionista palentino, una carmelita descalza de Guadalajara, una dominica y un terciario capuchino valencianos, un lasaliano oscense y un hospitalario salmantino. Continuar leyendoVolaron la cárcel para matarlos a todos Los paúles Tomás Pallarés y Salustiano González, mártires de la Revolución de 1934, murieron cuando sus captores volaron la cárcel para exterminarlos

Facebookyoutube