No seas tonta, pronto estaremos con la Virgen La valenciana María del Pilar Villalonga Villalba animó a otra presa que iba a ser asesinada con ella, diciéndole: pronto estaremos con la Virgen


La valenciana María del Pilar Villalonga Villalba, seglar de 45 años, es de momento la única mártir beatificada entre los asesinados el 11 de diciembre de 1936 en la persecución religiosa española. Continuar leyendoNo seas tonta, pronto estaremos con la Virgen La valenciana María del Pilar Villalonga Villalba animó a otra presa que iba a ser asesinada con ella, diciéndole: pronto estaremos con la Virgen

Facebooktwitteryoutube

El mártir que intervino en un mitin de la CNT El ontiñentino José María Zabal Blasco, que defendió la doctrina católica en un mitin de la CNT, es uno de los mártires del 8 de diciembre de 1936


Del 8 de diciembre de 1936 han sido beatificados el ontiñentino José María Zabal Blasco, de 34 años, casado y con tres hijos, empleado de la Estación del Norte de Valencia, y dos sacerdotes de la diócesis de Almería. Continuar leyendoEl mártir que intervino en un mitin de la CNT El ontiñentino José María Zabal Blasco, que defendió la doctrina católica en un mitin de la CNT, es uno de los mártires del 8 de diciembre de 1936

Facebooktwitteryoutube

11 mártires de 303 asesinados en las cárceles de Guadalajara Del 6 de diciembre de 1936 hay 16 mártires: 11 en cárceles de Guadalajara, cuatro Siervas de María en Madrid y una seglar en Valencia


Del 6 de diciembre hay 16 beatos: 11 que fueron asesinados en las cárceles de Guadalajara, cuatro Siervas de María que lo fueron en Las Rozas y Pozuelo, más una seglar en Paterna (Valencia). Continuar leyendo11 mártires de 303 asesinados en las cárceles de Guadalajara Del 6 de diciembre de 1936 hay 16 mártires: 11 en cárceles de Guadalajara, cuatro Siervas de María en Madrid y una seglar en Valencia

Facebooktwitteryoutube

El que no esté dispuesto a ser mártir, que se vaya Antes de la quema de conventos de 1931 ya decía el arzobispo de Burgos que quien no estuviera dispuesto a ser mártir no debía seguir en el seminario


Uno  de los dos mártires del 5 de diciembre de 1936 arrastró en su muerte a un hermano del  ministro Marcelino Domingo. Ante la revolución, no servía de nada ese parentesco que, en cambio, a Federico Mayor Zaragoza le ha dado en ocasiones supuestamente autoridad para pontificar sobre lo que fueron la guerra o la transición, o lo que se debe hacer en Cataluña.

Continuar leyendoEl que no esté dispuesto a ser mártir, que se vaya Antes de la quema de conventos de 1931 ya decía el arzobispo de Burgos que quien no estuviera dispuesto a ser mártir no debía seguir en el seminario

Facebooktwitteryoutube

68 mártires en Paracuellos: El día con más beatificados Entre los 74 beatos del 30 de noviembre de 1936, hay 68 mártires en Paracuellos de Jarama, el lugar con más beatificados del siglo XX en España


De los 74 beatificados del día 30 de noviembre, 68 murieron en Paracuellos de Jarama, hacia donde hubo sacas de las prisiones de San Antón y Ventas. Los otros seis eran dos monjes de Montserrat, un dominico y un paúl en Barcelona, más una seglar en la provincia de Valencia y un capuchino en la de Alicante. Continuar leyendo68 mártires en Paracuellos: El día con más beatificados Entre los 74 beatos del 30 de noviembre de 1936, hay 68 mártires en Paracuellos de Jarama, el lugar con más beatificados del siglo XX en España

Facebooktwitteryoutube

Muñoz Seca y la “primera” saca de Carrillo en Paracuellos Hay 51 mártires del 28 de noviembre de 1936 asesinados en Paracuellos, fecha en que también fue fusilado el dramaturgo Pedro Muñoz Seca


De los 53 mártires del 28 de noviembre, uno fue asesinado en Paterna (Valencia), otro en Vicálvaro (Madrid), y 51 en Paracuellos junto con Pedro Muñoz Seca en la “primera” saca de Carrillo. Muñoz Seca es uno de los 16 seglares de la Causa de canonización de Eduardo Ardiaca y 43 compañeros de la diócesis de Alcalá, introducida el 12 de noviembre de 2016; entre los laicos está también el político Ricardo de la Cierva (hermano del inventor del autogiro y padre del historiador). Sobre el asesinato del dramaturgo han escrito recientemente Manuel Ortega y sobre Paracuellos Julián Herrero con datos de José Manuel de Ezpeleta. Entre las historias de tantos mártires de Paracuellos se publicó ese día la de Juan Bautista Arnau, adorador nocturno emigrado desde Ulldecona (Tarragona) y que había prosperado como óptico en Madrid.
Continuar leyendoMuñoz Seca y la “primera” saca de Carrillo en Paracuellos Hay 51 mártires del 28 de noviembre de 1936 asesinados en Paracuellos, fecha en que también fue fusilado el dramaturgo Pedro Muñoz Seca

Facebooktwitteryoutube

La mujer que hacía rezar a sus hijos por su padre mártir y por el asesino Carmen, hija de Miguel Aguado, recuerda que su madre les hacía rezar todas las noches por su padre mártir y por el asesino


Dos mártires del siglo XX en España terminaron su pasión el 27 de noviembre de 1936: un hermano de la Congregación de la Misión asesinado en Vicálvaro (Madrid) y un laico miembro de la Asociación de la Medalla Milagrosa asesinado en Paracuellos, ambos beatificados en Madrid el 11 de noviembre de 2017 con otros 58 vicencianos. Continuar leyendoLa mujer que hacía rezar a sus hijos por su padre mártir y por el asesino Carmen, hija de Miguel Aguado, recuerda que su madre les hacía rezar todas las noches por su padre mártir y por el asesino

Facebooktwitteryoutube

El salesiano mártir por llevar la Comunión a un compañero sordo El salesiano Eliseo García, que ya tenía un hermano mártir, fue asesinado junto con un colaborador laico al que llevaba la Comunión


Los dos beatos del 19 de noviembre de 1936 son el salesiano coadjutor Eliseo García García, de 29 años -que ya tenía un hermano mártir-, y Alejandro Planas Saurí, de 58 -alias El Sord-, colaborador seglar del noviciado salesiano de San Vicente dels Horts (Barcelona), a quien el sacerdote llevaba la Comunión.

En Sevilla se conmemora a san Crispín, primer obispo de Écija (66). En Rusia, la Iglesia ortodoxa ha glorificado a 12 mártires de este día, 11 de 1937 (el obispo Nikita Delektorsky, el abad Varlaam Nikolsky, los monjes-sacerdotes Gabriel Vladimirov y Gabriel Gur, las monjas Serafina Gorshkova y Nina Shuvalova, el arcipreste Arsenio Troitsky, y los sacerdotes Anatolio Berzhitsky, Nicolás Dvoritsky, Constantino Liubomudrov y Nicolás Protasov) más uno de 1938 (el sacerdote Basilio Krylov).
Continuar leyendoEl salesiano mártir por llevar la Comunión a un compañero sordo El salesiano Eliseo García, que ya tenía un hermano mártir, fue asesinado junto con un colaborador laico al que llevaba la Comunión

Facebooktwitteryoutube

La mártir que prometió rogar desde el cielo por violadores y asesinos María del Patrocinio de San Juan prometió rogar desde el cielo por los violadores y asesinos que habían cortado los pechos y a otras mujeres


Del 13 de noviembre hay cinco beatos: un sacerdote y un laico en Almería -ambos beatificados el 25 de marzo de 2017 en Roquetas de Mar-, un religioso de la Sagrada Familia en Barcelona, más un laico y una misionera claretiana en Benifairó de Valldigna (Valencia), que agradeció a los violadores y asesinos que le abrieran las puertas del cielo.

En Francia se conmemora el martirio de santa Maxelendis (670); en Austria, el del beato sacerdote Carl Lampert (1944); en Bulgaria, los de los beatos sacerdotes agustinos de la Asunción Pedro Vicev, Pablo Dzidzov y Josafat Siskov (1952). En Rusia, la Iglesia ortodoxa ha glorificado a 13 mártires de este día: uno de 1917 (el arcipreste Juan Kochurov, primer sacerdote martirizado bajo el dominio soviético), uno de 1918 (el abad Leónidas Molchanov) y 11 de 1937: el monje diácono Inocencio Mazurin, los monjes sacerdotes Eufrosino Antonov y Anatolio Botvinnikov; el laico Jacobo Blatov; los arciprestes Basilio Arkhangelsky, Alejandro Bozdvizhensky, Vsevolod Smirnov y Pedro Voskoboinikov; más los sacerdotes Basilio Kolokolov, Sergio Rozanov y Alejo Sibirsky.
Continuar leyendoLa mártir que prometió rogar desde el cielo por violadores y asesinos María del Patrocinio de San Juan prometió rogar desde el cielo por los violadores y asesinos que habían cortado los pechos y a otras mujeres

Facebooktwitteryoutube

El odio oprimió la libertad y la democracia para destruir la Iglesia en España Según el Cardenal Becciu, el odio hacia la Iglesia prevaleció y oprimió la dignidad humana y los principios de libertad y democracia


Dos mártires del siglo XX en España terminaron su pasión el 12 de noviembre de 1936: el agricultor algemesinense José Medes Ferris, de 51 años (beatificado en 2001) y su hermana cisterciense Úrsula (madre María Natividad), de 55 y beatificada en 2015, a quienes mataron junto con otros dos hermanos carmelitas, y que al morir vitorearon a Cristo Rey y al Sagrado Corazón.

En Ucrania  se conmemora hoy el martirio del obispo san Josafat Kuncewicz (1623) y en Polonia además los de los santos Benito, Juan, Mateo, Isaac y Cristiano (1003); en México el del sacerdote san Margarito Flores García (1927). En Rusia, la Iglesia ortodoxa ha glorificado como mártir de este día al protodiácono Mateo Kazarin (1942).

Beatificación en Barcelona


En la homilía de la beatificación que tuvo lugar el sábado 11 de  noviembre de 2018 en Barcelona, el cardenal Angelo Becciu, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos proclamó que “estos testigos de la fe han vivido con generosidad y coraje los valores de la vida religiosa, lo que provocó el ensañamiento de sus perseguidores decididos a destruir la Iglesia en España“, en “un tiempo caracterizado por un clima de persecución de aquellos que se declaraban miembros de la Iglesia católica, fueran consagrados o fieles laicos”, los nuevos mártires “aceptaron la muerte ya que no negaron su identidad como religiosos, religiosas o laicos comprometidos. El motivo por el que los mataron fue únicamente religioso, determinado por el odio de los opresores hacia la fe y la Iglesia católica, puesta en el punto de  mira en aquel contexto histórico de las persecuciones religiosas de la primera mitad del siglo XX en España. El odio hacia la Iglesia prevaleció y oprimió la dignidad humana y los principios de libertad y democracia“.

Los mártires “vivieron la detención y la  muerte con una gran confianza en Dios y en la vida eterna”; en ellos “la Iglesia reconoce un modelo a imitar, para que los creyentes de todos los tiempos caminen más derechamente hacia aquella Jerusalén celeste donde ellos ya habitan”; “también hoy, en esta sociedad fragmentada, marcada por las divisiones y la cerrazón, el que quiere crecer y ser útil al prójimo está llamado a dar testimonio de la lógica del grano de trigo; los que quieran hacer fecunda la propia vida deben tomar decisiones en la lógica de un compromiso que requiere sacrificio sin excluir el sacrificio de su propia vida”.

Los mártires invitan a pensar en los cristianos hoy día perseguidos; por último “debemos pedir también para nosotros la valentía de la fe, de la completa fidelidad a Jesucristo, a su Iglesia, tanto en el momento de la prueba como en la vida cotidiana. Nuestro mundo, con demasiada frecuencia indiferente o inconsciente, espera de los discípulos de Cristo un testimonio inequívoco, como el de los mártires que hoy celebramos: Jesucristo está vivo. La oración y la Eucaristía son esenciales para que vivamos de su propia vida. Nuestro cariño a la Iglesia es una sola cosa con la fe. La unidad fraterna es la señal por excelencia del cristiano”.

El ejemplo de los mártires, continúa el cardenal “constituye también una denuncia silenciosa, pero más elocuente que ninguna otra, de la discriminación, del racismo y de los abusos contra la libertad religiosa que como ha comentado recientemente el Santo Padre Francisco es un bien supremo que se debe tutelar, un derecho fundamental, baluarte contra las pretensiones totalitarias”.

Tras el rezo del Ángelus el domingo 11 de noviembre de 2018 en la Plaza de San Pedro el papa Francisco recordó la beatificación de estos mártires, añadiendo: “alabemos al Señor” por su valiente testimonio y pidiendo “un aplauso para ellos”.

Al final de este artículo comento el libro de Jesús Hernández: Yo, ministro de Stalin en España.

Continuar leyendoEl odio oprimió la libertad y la democracia para destruir la Iglesia en España Según el Cardenal Becciu, el odio hacia la Iglesia prevaleció y oprimió la dignidad humana y los principios de libertad y democracia

Facebooktwitteryoutube