Bombardeo de Jaén y represalia. Más víctimas que en Guernica El mártir trinitario vizcaíno Juan de Jesús y María Otazua fue uno de los 130 asesinados en represalia al bombardeo de Jaén

Facebooktwitter

Hay un mártir del 3 de abril de 1937: Juan (de Jesús y María) Otazua y Madariaga, sacerdote trinitario vizcaíno asesinado en Mancha Real (Jaén).

130 fusilados en represalia por el bombardeo de Jaén
De 42 años y natural de Rigoitia (Vizcaya), el padre Juan de Jesús y María era sacerdote trinitario en el convento del santuario de la Virgen de la Cabeza en Andújar (Jaén), fue asesinado el 3 de abril de 1937 en Mancha Real (Jaén) y beatificado en 2007. Como puede leerse en el artículo del 8 de marzo, otros dos sacerdotes trinitarios de su comunidad habían sido asesinados el 31 de julio de 1936. El padre Otazua es, por tanto, el último trinitario mártir y el primero en morir de los dos beatificados entre las 130 víctimas de las represalias por el bombardeo del 1 de abril contra Jaén, ordenado a su vez por Queipo de Llano a la Legión Condor alemana como represalia por un bombardeo republicano contra Córdoba. Hechos ambos -el bombardeo de Jaén (159 muertos) y la represalia- con más víctimas que el bombardeo de Guernica, pero hoy por hoy menos conocidos.

Según Luis Miguel Sánchez Tostado y según la Conferencia Episcopal, Otazua fue fusilado en la madrugada del 3 de abril. Profeso desde 1914, fue ordenado en 1921 y ya vivió en Madrid el incendio de la iglesia de San Ignacio de los Vascos, encomendada a su orden, el 13 de marzo de 1936. Precisamente entonces fue enviado al Santuario de la Virgen de la Cabeza en Andújar. Después de tres meses en la prisión del pueblo, el 29 de octubre fue enviado a la catedral. Le hicieron un juicio en el que le condenaron a 20 años de prisión. Al ser leído en la lista para la ejecución, dijo al párroco Bartolomé Torres: “me han leído en la lista,quiero confesarme”; lo hizo, y al despedirse le pidió que dijera a los frailes que lo perdonasen por las inobservancias que hubiera tenido, que esperaba morir como un buen religioso; “adiós, hasta la eternidad”.

Para recibir estas noticias, puede suscribirse a la lista de correo El mártir de cada día escribiendo su dirección de e-mail en la casilla al efecto situada en la columna lateral de esta web.

Puede leer la historia de los mártires en Holocausto católico (Amazon y Casa del Libro).

Facebooktwitteryoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.