La desobediencia de los presos evitó una matanza mayor en el Río Segre 14 beatos del 11 de noviembre fueron ejecutados en el cementerio de Torredembarra y procedían del barco prisión Río Segre, en el puerto de Tarragona


14 de los 15 beatos del 11 de noviembre fueron víctimas de una matanza de presos del barco-prisión Río Segre en el cementerio de Torredembarra (Tarragona). A ellos se suma un claretiano asesinado en Lérida por negarse a blasfemar.

Ese día tampoco hubo fusilamientos en Paracuellos de Jarama, pero en la sesión de la Junta de Defensa de Madrid presidida por el comunista Antonio Mije, en la que el consejero de orden público Santiago Carrillo explica que las masacres se han interrumpido por las protestas de los diplomáticos, se acuerda dar un voto de confianza a Carrillo para que resuelva el asunto de las “evacuaciones”.

Continuar leyendoLa desobediencia de los presos evitó una matanza mayor en el Río Segre 14 beatos del 11 de noviembre fueron ejecutados en el cementerio de Torredembarra y procedían del barco prisión Río Segre, en el puerto de Tarragona

Facebooktwitteryoutube

Un salesiano de Sevilla, entre los primeros mártires del siglo XX en España El sacerdote salesiano Antonio Tomás Fernández Camacho fue asesinado en Sevilla en la mañana del 20 de julio de 1936, en los primeros momentos de la Revolución y la Guerra


Dos mártires fueron asesinados en Barcelona el 22 de octubre de 1936: el lasaliano barcelonés José Casas Lluch (hermano Ildefonso Luis) y el carmelita descalzo leonés Luis María de la Virgen de la Merced Minguell Ferrer, que cedió a otro sacerdote la documentación para marchar a Francia.

Además, otros cinco mártires beatificados nacieron un 22 de octubre: El dominico Vicente Rodríguez Fernández, asesinado en la primera jornada de sacas hacia Paracuellos en la que hay beatos; el alumno de Filosofía agustino Pedro Simón Ferrero, asesinado en el mismo lugar el día que más mártires se han registrado; el anciano mercedario Antonio Lahoz Gan; un sacerdote granadino; y en Sevilla -donde hubo mártires porque hubo Revolución y, aunque fuera rápidamente sofocada, mostró su talante perseguidor del catolicismo- un salesiano ya citado en este blog. Continuar leyendoUn salesiano de Sevilla, entre los primeros mártires del siglo XX en España El sacerdote salesiano Antonio Tomás Fernández Camacho fue asesinado en Sevilla en la mañana del 20 de julio de 1936, en los primeros momentos de la Revolución y la Guerra

Facebooktwitteryoutube

Tras confesarse, salió de la cárcel gritando ¡Viva Cristo Rey!. Beatificación de 109 claretianos El cardenal Amato beatifica en la Sagrada Familia de Barcelona a 109 claretianos víctimas de la persecución religiosa durante la Revolución española


Mañana sábado 21, el cardenal Amato presidirá en la Sagrada Familia de Barcelona la beatificación de 109 claretianos mártires en la persecución religiosa de la Revolución española.

Hay siete mártires del siglo XX en España que nacieron un 20 de octubre, entre ellos el novicio hospitalario de 25 años Juan Alcalde Alcalde, al que habían hecho un simulacro de fusilamiento, y que fue el que con más fuerza gritó ¡Viva Cristo Rey! entre los presos de la saca de San Antón hacia Paracuellos el 28 de noviembre de 1936 (uno de ellos era el dramaturgo Pedro Muñoz Seca).  Continuar leyendoTras confesarse, salió de la cárcel gritando ¡Viva Cristo Rey!. Beatificación de 109 claretianos El cardenal Amato beatifica en la Sagrada Familia de Barcelona a 109 claretianos víctimas de la persecución religiosa durante la Revolución española

Facebooktwitteryoutube

Arrojado al mar en vísperas de que le dieran de alta en el hospital Al carmelita Pedro Tomás de la Virgen del Pilar lo apalearon y, cuando le iban a dar de alta en el hospital, lo arrojaron al mar


El 10 de octubre de 1936 fue martirizado un carmelita descalzo: Pedro de Alcántara (Pedro Tomás de la Virgen del Pilar) Fortón y de Cascajares, zaragozano de 48 años (nació el 26 de abril de 1888), que fue arrojado al mar en el Garraf (Barcelona) y beatificado en Roma el 28 de octubre de 2007.
Continuar leyendoArrojado al mar en vísperas de que le dieran de alta en el hospital Al carmelita Pedro Tomás de la Virgen del Pilar lo apalearon y, cuando le iban a dar de alta en el hospital, lo arrojaron al mar

Facebooktwitteryoutube

¿Me queréis matar? Dadme unos minutos para rezar. Ni eso le dieron El hospitalario Francisco Javier Ponsa pidió unos minutos para rezar, dijeron que rezara cuanto quisiera pero enseguida lo mataron


Cinco de las personas asesinadas el lunes 28 de septiembre de 1936 han sido beatificadas: en la provincia de Barcelona un seminarista, un carmelita descalzo y un hospitalario; y en Valencia un jesuita más una terciaria capuchina -sor Francisca Javiera de Rafelbuñol– hermana del sacerdote asesinado el día anterior en Sagunto.
Continuar leyendo¿Me queréis matar? Dadme unos minutos para rezar. Ni eso le dieron El hospitalario Francisco Javier Ponsa pidió unos minutos para rezar, dijeron que rezara cuanto quisiera pero enseguida lo mataron

Facebooktwitteryoutube

Fusilado con un crucifijo, pedía perdón a Dios una y otra vez por sus enemigos Al padre Tirso de Jesús María lo condenó a muerte un Tribunal Popular en Toledo y cuando lo iban a fusilar pedía perdón a Dios por sus ejecutores


Entre los asesinados el lunes 7 de septiembre de 1936 hay ocho beatos: dos lasalianos en Madrid, dos carmelitas descalzos -el hermano Marcelo de Santa Ana y el padre Antonio María de Jesús Bonet– en Barcelona, otro en Toledo -el padre Tirso de Jesús María, sobre el que se ha hecho un retrato que es todo un ejemplo de cómo mantener y fomentar la devoción a los mártires- y una carmelita de la caridad –Ascensión de San José de Calasanz Lloret, asesinada con su hermano Salvador, escolapio- en la provincia de Valencia; un franciscano –Félix Gómez-Pinto– en Guadalajara y otro –Pascual Fortuño, quien profetizó su martirio y cómo habían de matarlo- en Castellón. Continuar leyendoFusilado con un crucifijo, pedía perdón a Dios una y otra vez por sus enemigos Al padre Tirso de Jesús María lo condenó a muerte un Tribunal Popular en Toledo y cuando lo iban a fusilar pedía perdón a Dios por sus ejecutores

Facebooktwitteryoutube

De penitenciario en Loreto y sacristán en Asís a mártires en Granollers Los dos franciscanos del convento de Granollers que fueron asesinados en La Roca del Vallès (Barcelona) eran naturales de Caudé (Teruel)


Entre los asesinados el 31 de julio de 1936, han sido beatificados 21 mártires, de los cuales el grupo más numeroso es el de siete carmelitas descalzos de Toledo —uno más quedaba preso y sería ejecutado en septiembre—, seguido por el de cuatro carmelitas misioneras de Barcelona, dos franciscanos en la misma provincia, dos hermanos de La Salle en Tarragona, dos redentoristas en Cuenca, dos trinitarios en Jaén, el padre capuchino Andrés de Palazuelo en Madrid y el coadjutor salesiano Jaime Buch Canals en Valencia.
Continuar leyendoDe penitenciario en Loreto y sacristán en Asís a mártires en Granollers Los dos franciscanos del convento de Granollers que fueron asesinados en La Roca del Vallès (Barcelona) eran naturales de Caudé (Teruel)

Facebooktwitteryoutube

No lo iban a matar, pero se abrazó a su amigo sacerdote Sebastián Llorens abrazó a su amigo sacerdote Jaime Puig cuando los milicianos le iban a disparar, y los mataron a los dos juntos


El jueves 30 de julio de 1936 vio morir a 34 personas que hasta hoy día han sido beatificadas. El grupo más numeroso es el de los 15 hospitalarios de Calafell (Tarragona), seguido por los siete hermanos de La Salle asesinados en la Casa de Campo madrileña (los llamados mártires de la Editorial Bruño), más uno en Barcelona. En la localidad turolense de Castelserás, fueron asesinados el párroco y dos dominicos, a los que hay que sumar un religioso de la Congregación de la Misión en Alcorisa. La agenda trágica se completa con la muerte de un sacerdote diocesano en Tarragona –Rafael Martí Figueras– y otro en Toledo, dos carmelitas en Cabañas de la Sagra (Toledo), el salesiano Sergio Cid Pazo, arrojado de un tranvía en marcha en Barcelona, y en Blanes (Girona) el religioso director del colegio de Santa María y un laico exalumno suyo. Continuar leyendoNo lo iban a matar, pero se abrazó a su amigo sacerdote Sebastián Llorens abrazó a su amigo sacerdote Jaime Puig cuando los milicianos le iban a disparar, y los mataron a los dos juntos

Facebooktwitteryoutube

“Les felicito y me felicito por la muerte de mi hermano” El escolapio Faustino Oteiza comunicó la muerte del padre Dionisio Pamplona diciendo a su familia: les felicito y me felicito


Entre los 33 beatificados del día de Santiago de 1936, hay cinco hermanos de las Escuelas Cristianas (La Salle) y dos carmelitas descalzos, ejecutados en Montcada i Reixac, cuyo cementerio terminará por ser el lugar más frecuentado para las ejecuciones extrajudiciales en esa provincia. Fuera de Cataluña, mataron al sacerdote escolapio de 67 años Dionisio María de Santa Bárbara Pamplona Polo en Monzón (Huesca), conocido como “el beato escolapio de Calamocha”. Otro grupo de cinco asesinados provenía del convento de Agustinos Recoletos de Motril (Granada). La fiesta del patrón de España vio la muerte de otros 20 beatos:
-En Talavera de la Reina (Toledo), un sacerdote y tres hermanos hospitalarios.
-Tres pasionistas de Daimiel en Urda (Toledo).
-Cuatro dominicos en Algodor (Madrid) y uno en la capital.
-Tres mercedarios en Lérida.
-Dos carmelitas descalzos y un sacerdote secular en la provincia de Tarragona.
-Dos monjes de Montserrat en la de Barcelona.
Continuar leyendo“Les felicito y me felicito por la muerte de mi hermano” El escolapio Faustino Oteiza comunicó la muerte del padre Dionisio Pamplona diciendo a su familia: les felicito y me felicito

Facebooktwitteryoutube

Apedrearon el cadáver con cuanto tuvieron a mano los verdugos Al hermano Ireneo Jacinto, lasaliano burgalés residente en Madrid, le dispararon varias veces y después apedrearon el cadáver


15 mártires del siglo XX en España fueron asesinados el 22 de julio de 1936: un lasaliano en Madrid, tres maristas en Redueña (Madrid), cuatro carmelitas en Montoro (Córdoba) y seis carmelitas descalzos en Toledo. Continuar leyendoApedrearon el cadáver con cuanto tuvieron a mano los verdugos Al hermano Ireneo Jacinto, lasaliano burgalés residente en Madrid, le dispararon varias veces y después apedrearon el cadáver

Facebooktwitteryoutube