Sobrevivió a su fusilamiento y al pedir ayuda lo remataron Entre los mártires nacidos un 31 de marzo está el sacerdote Fernando García Sendra, al que remataron cuando fue a pedir ayuda tras ser fusilado

Facebooktwitter

Seis mártires del siglo XX en España nacieron un 31 de marzo: un claretiano navarro y otro leridano, un sacerdote diocesano alicantino, un carmelita terciario de la enseñanza tarraconense, un hospitalario pacense y un seminarista de Tarragona.El beato José Elcano.Los dos claretianos, beatificados en Barcelona el 21 de octubre de 2017, eran el navarro de Oláriz José Elcano Liberal, nacido el 31 de marzo de 1914, que contaba 22 años cuando lo mataron el 26 de julio de 1936 en Lleida con el grupo de 14 clérigos y dos sacerdotes entre los que estaba el padre Jové, y el leridano de La Molsosa José Cardona Dalmases, dos años más joven y asesinado el 5 de septiembre en Sabadell (Barcelona), comunidad en la que era cocinero, según recuerda la biografía de la beatificación:

El día 19 de julio de 1936, como los demás miembros de la comunidad, abandonó la casa y se refugió junto con el H. Rafí en el domicilio de la familia Roca, calle Illa, 50. Al día siguiente por la mañana volvió a la casa para escuchar la misa y comulgar. Por el mediodía, a instancias de la familia Roca volvieron al domicilio de esta, donde permaneció unos 15 días.

El beato José Cardona.

En efecto, el día 4 de agosto a las 11,30 de la mañana fue detenido por los milicianos, que habían ido a hacer un registro, a pesar de que los dueños de la casa dijeron que era un criado de los Misioneros, pero con promesas engañosas lo llevaron a la cárcel municipal. Allí encontró a otros encarcelados y casi de inmediato se juntaron seis miembros de la comunidad. En este ambiente el Hermano siguió ejerciendo su oficio de cocinero.

Además llevaban vida de comunidad con los actos piadosos propios, tanto que pudieron hacer Ejercicios Espirituales.

El día 4 de septiembre a las 11,45 de la noche una patrullas de anarquistas, tal como se ha dicho antes, lo sacaron junto con los otros presos y en grupos de a cuatro los llevaron en autos fuera de la ciudad. Los presos iban gritando ¡Viva Cristo Rey! ¡Viva el Sagrado Corazón de Jesús!. El día 5 de septiembre de 1936, hacia las cinco de la madrugada, lo fusilaron en las cercanías de Sabadell, en concreto frente a la ermita de [Santa María de] Santiga, carretera de Santa Perpetua.

Dos sacerdotes de Pego asesinados en Gandía

Fernando García Sendra
, de 31 años y natural de Pego (Alicante), era cura de Sagra, en la misma provincia, fue asesinado en La Pedrera de Gandía el 19 de septiembre de 1936 y beatificado en 2001. Se ordenó en 1931, estuvo en Bolulla, y luego de párroco en Sagra (Alicante). Estallada la guerra, se negó a esconderse, pero se fue a casa de sus padres a Pego, donde el 4 de septiembre lo metieron en la cárcel. El mismo día arrestaron a José García Mas, ordenado en 1923, que fue vicario de San Francisco de Borja en Carroja y párroco de Patró, antes de pasar a su pueblo natal, Pego, como capellán del santuario del Ecce Homo. Allí restauró la capilla, organizó las Marías de los Sagrarios y otras actividades. Antes de que lo arrestaran, había dicho a sus hermanos que si lo detenían y mataban, ellos perdonaran. El día 18 ataron a ambos sacerdotes las manos a la espalda, les sacaron e hicieron subir en una camioneta y les llevaron al término de Gandía, al lugar conocido como La Pedrera (probablemente, cerca de la calle del mismo nombre en el polígono industrial Alcodar, cercano al puerto), y allí, a la una de la madrugada, les dispararon. García Sendra no murió sino que perdió el conocimiento y cuando horas más tarde lo recuperó estaba desangrándose. Tuvo fuerzas para levantarse, ir a una casa cercana y pedir agua y ayuda, pero llamaron a los milicianos. Anduvo por el campo, cayó en una charca y se refugió en un cañaveral, donde le encontraron los milicianos que lo remataron con un tiro en la cabeza.


Buenaventura Toldrá Rodón, de 40 años y oriundo de El Pla de Santa Maria (Tarragona), era carmelita terciario de la enseñanza, fue asesinado el 11 de noviembre de 1936 en Torredembarra (Tarragona), víctima de la última saca masiva del buque prisión Río Segre, y beatificado en 2013. Su cuerpo reposa en la capilla del beato Francisco Palau de un colegio carmelita, al parecer el de la Mare de Déu del Carme, de Prat de Llobregat.

Josep Gassol Montseny, seminarista de 21 años y natural de Solivella (Tarragona), fue asesinado en Sarral (Tarragona) el 12 de febrero de 1937 y beatificado en 2013 (ver artículo del aniversario: “Este cuchillo servirá para cortar las partes del cura”).

Arturo Donoso Murillo, de 19 años y oriundo de Puebla de Alcocer (Badajoz), era profeso de la Orden Hospitalaria de los Hermanos de San Juan de Dios (Hospitalarios) en Ciempozuelos (Madrid), fue asesinado en Paracuellos de Jarama el 30 de noviembre de 1936 y beatificado en 1992.

Puede suscribirse a la lista de correo si quiere recibir en su e-mail la historia del mártir de cada día.

Puede leer la historia de los mártires en Holocausto católico (Amazon y Casa del Libro).

Facebooktwitteryoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *