Emilia la Canastera, primera gitana mártir Con motivo de las fiestas locales de Tíjola, se presentan dos libros de Martín Ibarra como homenaje a la gitana mártir Emilia Fernández

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter
Homenaje a Emilia la canastera en Tíjola.
Homenaje a Emilia la canastera en Tíjola.

Con motivo de las fiestas locales de Tíjola (Almería) tendrá lugar a las 21 horas de hoy en el centro cultural Fidela Campiña la presentación de los dos libros de Martín Ibarra sobre Emilia Fernández, la Canastera, primera gitana mártir.

Del lunes 14 de septiembre de 1936, han sido beatificados seis religiosos, todos ellos asesinados en Madrid: cinco en el kilómetro 7 de la carretera de El Pardo —tres marianistas (Joaquín Ochoa, Sabino Ayastuy y Florencio Arnáiz) y dos dominicos (el hermano Teófilo Montes y el padre Manuel Álvarez)— y un hermano de las Escuelas Cristianas -el hermano Anastasio Pedro– en Hortaleza. Hoy es además aniversario de la primera vez que Pío XI habló sobre los mártires y sobre los cuatro bandos de la guerra civil española.

Continuar leyendoEmilia la Canastera, primera gitana mártir Con motivo de las fiestas locales de Tíjola, se presentan dos libros de Martín Ibarra como homenaje a la gitana mártir Emilia Fernández

Fue al comité preguntando: ¿es aquí donde matan a los sacerdotes? Ante las amenazas de muerte por esconder sacerdotes, el operario diocesano Tomás Cubells fue al comité preguntando: ¿Es aquí donde matan a los sacerdotes?

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Cinco son los beatificados entre los fusilados del jueves 10 de septiembre de 1936: un lasaliano –Félix España Ortiz– en la provincia de Barcelona, un operario diocesano en la de Tarragona, un dominico en Madrid, un joven sacerdote diocesano –Miguel Beato Sánchez, que sufrió tres días de terrible calvario- en la provincia de Toledo y otro en la de Almería.
Continuar leyendoFue al comité preguntando: ¿es aquí donde matan a los sacerdotes? Ante las amenazas de muerte por esconder sacerdotes, el operario diocesano Tomás Cubells fue al comité preguntando: ¿Es aquí donde matan a los sacerdotes?

Se adelantó al gesto de Kolbe, cambiándose por un sacerdote enfermo El rector del seminario de Málaga anticipó el gesto de Kolbe, al ofrecerse en lugar de otro sacerdote

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

De las personas asesinadas el lunes 31 de agosto han sido beatificadas 28: 18 de los 27 mártires hasta ahora beatificados del Pozo de la Lagarta en Tabernas (Almería), más otro sacerdote de la misma provincia; cinco dominicos y un capuchino en Asturias; y dos salesianos –Félix Paco Escartín y Tomás Alonso– más un sacerdote diocesano en Málaga.
Continuar leyendoSe adelantó al gesto de Kolbe, cambiándose por un sacerdote enfermo El rector del seminario de Málaga anticipó el gesto de Kolbe, al ofrecerse en lugar de otro sacerdote

Bendijeron a la gente congregada, un sobrino suyo se alegró que los mataran Cuando los llevaban a matar, el sacerdote José María Tarín y su tío bendijeron a la gente congregada en la plaza de su pueblo para despedirlos

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Cinco son los beatificados entre los asesinados del sábado 29 de agosto de 1936: tres dominicos muertos en Madrid, Valencia y Teruel –Francisco Monzón-, un operario diocesano en Tortosa y un sacerdote vizcaíno.
Continuar leyendoBendijeron a la gente congregada, un sobrino suyo se alegró que los mataran Cuando los llevaban a matar, el sacerdote José María Tarín y su tío bendijeron a la gente congregada en la plaza de su pueblo para despedirlos

A sus verdugos: Os perdono a todos, no sabéis el bien que me vais a hacer El capuchino padre Pedro de Benisa murió perdonando y agradeciendo a sus asesinos: "no sabéis el bien que me vais a hacer"

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Entre los asesinados el jueves 27 de agosto de 1936 han sido beatificados diez: dos dominicos –José María López Carrillo y Pedro Ibáñez Alonso, que habían sido misioneros en China– y un capuchino –Quirino Díez del Blanco (padre Gregorio de La Mata)– en Madrid; otro sacerdote de la misma congregación en Dènia (Alicante); dos sacerdotes diocesanos en la provincia de Valencia; un sacerdote agustino –Florencio Alonso Ruiz-, un paúl en Asturias, un marista –Casimiro González García (el hermano Crisanto)- en la provincia de Lleida y una religiosa de San José en Barcelona.
Esta es la de beatificación más cercana, el 5 de septiembre de 2015 en Girona junto con otras dos religiosas de su congregación que fueron asesinadas el 30 de agosto. La hermana Facunda (Catalina Margenat Roura) estaba visitando un enfermo cuando su convento barcelonés fue asaltado, así que permaneció refugiada con una familia, hasta que la portera la delató. Al marchar hacia el martirio, se despidió amablemente de su delatora. En tiempo de persecución había comentado: “¡quisiera dar la vida para que se conviertan estos asesinos que van contra Dios y la Iglesia! Hermanas, recemos por su conversión” (más en la biografía de su congregación y en Wiki Martyres).
Continuar leyendoA sus verdugos: Os perdono a todos, no sabéis el bien que me vais a hacer El capuchino padre Pedro de Benisa murió perdonando y agradeciendo a sus asesinos: “no sabéis el bien que me vais a hacer”

He vivido como cristiano y por cristiano me matáis A sus asesinos, el farmacéutico almeriense Juan José Vivas-Pérez Bustos les dijo que le mataban por haber vivido como cristiano

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Entre los asesinados el martes 25 de agosto de 1936, han sido beatificados 22, diez de ellos murieron en la provincia de Tarragona en la primera matanza de presos del barco-prisión Río Segre: seis de ellos en Valls (cuatro sacerdotes seculares –Josep María Panadés, Antoni Prenafeta, Miquel Grau y Pere Farrés-,  un hermano coadjutor claretiano y el hermano capuchino fray Carmel de Colomers) y cuatro en Vila-rodona (hijos de la Sagrada Familia); además, hay dos agustinos y un salesiano en Málaga; los dominicos Vicente Álvarez Cienfuegos en Madrid y Luis Urbano en Valencia; dos capuchinos en Barcelona, un laico y un sacerdote en Almería, el lasaliano Salvio Tolosa en la provincia de Girona, el sacerdote secular Joan Vernet en la de Lleida y en Asturias el padre Juan Pérez Rodríguez, que comenzó la labor de los agustinos en Argentina. Continuar leyendoHe vivido como cristiano y por cristiano me matáis A sus asesinos, el farmacéutico almeriense Juan José Vivas-Pérez Bustos les dijo que le mataban por haber vivido como cristiano

Esos frailes no te molestarán más, porque [a uno] acabo de darle lo suyo Después de matar al salesiano Pedro Mesonero, dijeron a quien lo había refugiado: esos frailes no te molestarán más

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Dos son las personas beatificadas entre las que mataron el viernes 21 de agosto de 1936: el dominico Ramón Peiró Victori en la provincia de Barcelona y el salesiano Pedro Mesoneros en la de Valencia. Continuar leyendoEsos frailes no te molestarán más, porque [a uno] acabo de darle lo suyo Después de matar al salesiano Pedro Mesonero, dijeron a quien lo había refugiado: esos frailes no te molestarán más

Dan una comilona tras matar al párroco y se hacen fotos con sus gafas Al sacerdote Liberio González lo mataron sus paisanos en Santa Ana de Pusa, a los que prometió: Dios os perdonará; luego se hicieron fotos con sus gafas

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Los beatificados del martes 18 de agosto de 1936 son 23: ocho carmelitas de la antigua observancia en Carabanchel Bajo (Madrid), más otro –Eliseo María Camargo Montes– en Córdoba; cuatro dominicos en Asturias; cuatro hermanos de La Salle: dos en la provincia de Barcelona, uno en la de Castellón y otro –Joseph Henri Chamayou, asesinado con el párroco de Andorra- en Lleida; dos estudiantes claretianos en Barbastro; un operario diocesano en la provincia de Teruel –Martín Martínez Pascual, del que se ha hablado abundantemente en este blog, ya que durante mucho tiempo se le confundió con el hombre cuya imagen es portada de Holocausto católico, aunque el retratado es un miliciano-; un sacerdote secular en la de Valencia –Vicente María Izquierdo Alcón, que salvó la imagen ya profanada de la Virgen de los Desamparados-; otro en la de Toledo; más un sacerdote que era novicio hospitalario en Valdemoro (Madrid). Continuar leyendoDan una comilona tras matar al párroco y se hacen fotos con sus gafas Al sacerdote Liberio González lo mataron sus paisanos en Santa Ana de Pusa, a los que prometió: Dios os perdonará; luego se hicieron fotos con sus gafas

Un seminarista a su madre en 1931: Qué suerte tener un hijo mártir de Cristo Joan Ceró, sacerdote mártir el 15 de agosto de 1936, había dicho a su madre en 1931 que debía alegrarse si tenía un hijo mártir de Cristo

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Entre los asesinados en la fiesta de la Asunción de 1936, la Iglesia católica ha beatificado a 36 personas: 20 claretianos de Barbastro; en Madrid dos capuchinos –Alejandro de Sobradillo, superior del convento de El Pardo, y el amigoniano Domingo de Alboraya-, dos dominicos –Maximino Fernández Marinas y José Santonja Pinsach– y una carmelita descalza -la primera farmacéutica mártir: María Sagrario de San Luis Gonzaga-; tres hermanos de las Escuelas Cristianas -los hermanos Alberto Flos en Benicarló y Clemente Vea en San Mateo- en la provincia de Castellón; dos sacerdotes de la diócesis de Tarragona –Agustí Ibarra y Joan Ceró- en Barcelona; un sacerdote agustino –Severiano Montes– en Asturias, otro en Motril (Granada) –Vicente Soler, exprior general- y otro –Manuel Formigo– en Málaga; un sacerdote salesiano –Francisco Míguez– al que quemaron vivo, también en Málaga; más un sacerdote diocesano en Ávila y un laico, cuñado del poeta Rafael Alberti, en Almería.
Continuar leyendoUn seminarista a su madre en 1931: Qué suerte tener un hijo mártir de Cristo Joan Ceró, sacerdote mártir el 15 de agosto de 1936, había dicho a su madre en 1931 que debía alegrarse si tenía un hijo mártir de Cristo

Mientras invocaba al Sagrado Corazón, le dispararon en las piernas y lo quemaron A Pau Figuerola, párroco de L'Espluga Calba, lo martirizaron disparándole y lo quemaron, mientras decía: Sagrado Corazón de Jesús, en vos confío

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Entre los asesinados el jueves 13 de agosto de 1936 hay 39 beatos: 20 claretianos (un sacerdote, un cooperador y 18 alumnos de Teología) en Barbastro; en la vecina provincia de Lleida siete sacerdotes de la diócesis de Urgell -uno de ellos nacido en Francia- asesinados en Salàs de Pallars y uno de la diócesis de Tarragona asesinado en L’Espluga Calva; dos lasalianos –Francisco Mallo Sánchez (hermano Francisco Alfredo) y Eugenio Cuesta Padierna (hermano Hilarión Eugenio)– en Torrent (Girona); en la provincia de Barcelona un sacerdote salesiano; en la de Tarragona, dos sacerdotes en Les Borges del Camp; un operario diocesano –Mateo Despons Tena– y un sacerdote capuchino en la provincia de Castellón; más una franciscana misionera –Dorotea Llamazares Fernández (sor Gertrudis)– y dos dominicos -uno de ellos el mexicano Luciano (Reginaldo) Hernández Ramírez– en Madrid. Continuar leyendoMientras invocaba al Sagrado Corazón, le dispararon en las piernas y lo quemaron A Pau Figuerola, párroco de L’Espluga Calba, lo martirizaron disparándole y lo quemaron, mientras decía: Sagrado Corazón de Jesús, en vos confío