Siete mártires colombianos asesinados en Barcelona Entre los mártires del siglo XX en España que nacieron un 13 de febrero, está uno de los hospitalarios colombianos asesinados en Barcelona, primeros mártires de ese país


Los mártires del siglo XX en España nacidos un 13 de febrero y ya beatificados, son cuatro: el hospitalario colombiano Ramón Ramírez (hermano Melquíades), el franciscano abulense Marcelino Ovejero, más los sacerdotes Santiago Leyva y Juan Ibáñez Martínez, ambos asesinados en Almería y beatificados en Roquetas de Mar, localidad de esa misma provincia, el 25 de marzo de 2017.
Continuar leyendoSiete mártires colombianos asesinados en Barcelona Entre los mártires del siglo XX en España que nacieron un 13 de febrero, está uno de los hospitalarios colombianos asesinados en Barcelona, primeros mártires de ese país

Facebooktwitteryoutube

No hay Dios, pero si hubiese, estos dos son santos, dijeron los asesinos Dos mártires mercedarios del Olivar (Teruel) recibieron de sus asesinos el elogio de que "si hubiese Dios, estos dos son santos"


Cinco mártires del siglo XX español hasta ahora beatificados nacieron un 28 de diciembre. Uno de ellos es el mercedario José Trallero, capturado junto con otro religioso del monasterio turolense del Olivar. Ambos soportaron con tal fortaleza el martirio que sus asesinos dijeron: “No hay Dios, pero si hubiese, estos son dos santos”. Esa admiración no implica arrepentimiento en sus asesinos, pues algunos de ellos los calificaban como estúpidos por haberse negado a blasfemar, y afirmaban que, por el mismo motivo, no habían tenido “más remedio” que matarlos. Los otros mártires nacidos en la Fiesta de los Santos Mártires Inocentes eran un benedictino, un dominico, un carmelita de la antigua observancia y un capuchino. Continuar leyendoNo hay Dios, pero si hubiese, estos dos son santos, dijeron los asesinos Dos mártires mercedarios del Olivar (Teruel) recibieron de sus asesinos el elogio de que “si hubiese Dios, estos dos son santos”

Facebooktwitteryoutube

El anciano sacerdote al que obligaron a beber gasolina, despeñaron y mutilaron A Damián Gómez, párroco de Mombeltrán (Ávila), le dieron a beber gasolina cuando pidió agua antes de que le mataran despeñándole


Entre los asesinados el 19 de agosto de 1936 hay 36 beatos: nueve carmelitas de la caridad de la comunidad de Cullera (Valencia) que murieron cantando al Amor de los amores y, dentro de la misma provincia, tres Hijas de la CaridadMicaela Hernán Martínez, Rosario Ciércoles Gascón y María Luisa Bermúdez Ruiz-, más un padre jesuita y el abad de la Colegiata de Xàtiva; siete monjes de Montserrat en Barcelona, más un sacerdote capuchino en esa provincia y otro en Lleida; tres sacerdotes seculares, más cinco hermanos de La Salle en la provincia de Ciudad Real; otros dos religiosos de esa congregación –hermanos Marciano Pascual y Andrés Sergio– en Tortosa (Tarragona); un sacerdote secular –Antoni Pedró– en la provincia de Lleida, otro en la de Ávila, y otro -nacido en Argentina- en la de Almería. Continuar leyendoEl anciano sacerdote al que obligaron a beber gasolina, despeñaron y mutilaron A Damián Gómez, párroco de Mombeltrán (Ávila), le dieron a beber gasolina cuando pidió agua antes de que le mataran despeñándole

Facebooktwitteryoutube

Si a nosotros nos matan, otros harán triunfar la causa de Dios El sacerdote Carmelo Sastre dijo a uno de sus feligreses: Si a nosotros nos matan, otros harán triunfar la causa de Dios, por Él lo hemos de sufrir todo


Entre los asesinados el domingo 16 de agosto de 1936 hay 30 beatificados: 20 de ellos son franciscanos de Consuegra (Toledo) martirizados en Fuente el Fresno (Ciudad Real). Además hay uno de la misma orden -el padre Plácido García– en Dènia (Alicante); un hermano –Gabriel María de Benifayó– terciario capuchino y un sacerdote diocesano –Carmelo Sastre– en la provincia de Valencia; un diácono capuchino –Enrique de Almazora– en la de Castellón; un sacerdote mercedario –José Reñé Prenafeta– y un sacerdote capuchino en la de Barcelona; un sacerdote operario diocesano –Amadeu Monje Altés– en la de Tarragona; un claretiano –Sebastià Balcells Tonijuan– y un salesiano –Jaime Bonet Nadal– en la de Lleida; más un sacerdote secular, Antonio Rodríguez Blanco, en la de Córdoba. Continuar leyendoSi a nosotros nos matan, otros harán triunfar la causa de Dios El sacerdote Carmelo Sastre dijo a uno de sus feligreses: Si a nosotros nos matan, otros harán triunfar la causa de Dios, por Él lo hemos de sufrir todo

Facebooktwitteryoutube

Mientras invocaba al Sagrado Corazón, le dispararon en las piernas y lo quemaron A Pau Figuerola, párroco de L'Espluga Calba, lo martirizaron disparándole y lo quemaron, mientras decía: Sagrado Corazón de Jesús, en vos confío


Entre los asesinados el jueves 13 de agosto de 1936 hay 39 beatos: 20 claretianos (un sacerdote, un cooperador y 18 alumnos de Teología) en Barbastro; en la vecina provincia de Lleida siete sacerdotes de la diócesis de Urgell -uno de ellos nacido en Francia- asesinados en Salàs de Pallars y uno de la diócesis de Tarragona asesinado en L’Espluga Calva; dos lasalianos –Francisco Mallo Sánchez (hermano Francisco Alfredo) y Eugenio Cuesta Padierna (hermano Hilarión Eugenio)– en Torrent (Girona); en la provincia de Barcelona un sacerdote salesiano; en la de Tarragona, dos sacerdotes en Les Borges del Camp; un operario diocesano –Mateo Despons Tena– y un sacerdote capuchino en la provincia de Castellón; más una franciscana misionera –Dorotea Llamazares Fernández (sor Gertrudis)– y dos dominicos -uno de ellos el mexicano Luciano (Reginaldo) Hernández Ramírez– en Madrid. Continuar leyendoMientras invocaba al Sagrado Corazón, le dispararon en las piernas y lo quemaron A Pau Figuerola, párroco de L’Espluga Calba, lo martirizaron disparándole y lo quemaron, mientras decía: Sagrado Corazón de Jesús, en vos confío

Facebooktwitteryoutube

En Peralta, la calle se llenó de gente para despedir a los mártires Faustino Oteiza, uno de los dos escolapios de Peralta martirizados el 9 de agosto de 1936, antes de salir confesó y bendijo a las personas de la casa


Los beatificados que fueron asesinados el 9 de agosto de 1936 suman hasta el momento 21: tres en Barbastro -el obispo Florentino Asensio Barroso-, un laico —el primer gitano beatificado, Ceferino Giménez Malla (El Pelé)— y un monje del Pueyo –Mariano Sierra Almázor-; más, dentro de la misma provincia de Huesca, dos escolapios; siete hospitalarios colombianos de la comunidad madrileña de Ciempozuelos, asesinados en Barcelona, al igual que un hermano de La Salle y un sacerdote de la Sagrada Familia; un sacerdote operario diocesano en Tarragona y otro-Guillermo Plaza Hernández– en Toledo, provincia en la que además mataron al párroco de La Puebla de Don Fadrique; en la provincia de Madrid, mataron al capellán de los lasalianos de Griñón y a un coadjutor salesiano –José María Celaya Badiola– en la capital; otro sacerdote, capuchino, fue asesinado en Carcaixent (Valencia); y un sacerdote redentorista –Julián Pozo y Ruiz de Samaniego– lo fue en Cuenca. Continuar leyendoEn Peralta, la calle se llenó de gente para despedir a los mártires Faustino Oteiza, uno de los dos escolapios de Peralta martirizados el 9 de agosto de 1936, antes de salir confesó y bendijo a las personas de la casa

Facebooktwitteryoutube

El mártir que pudo escapar, pero cedió los documentos a otro Fray Luis María de la Virgen de la Merced consiguió documentación para escapar a Francia, pero se la dio a otro carmelita


Cuatro mártires del siglo XX en España nacieron un 13 de junio: un claretiano colombiano, un novicio hospitalario tarraconense, un carmelita leonés y un benedictino barcelonés. Continuar leyendoEl mártir que pudo escapar, pero cedió los documentos a otro Fray Luis María de la Virgen de la Merced consiguió documentación para escapar a Francia, pero se la dio a otro carmelita

Facebooktwitteryoutube

Si sabéis quiénes son mis asesinos, perdonadles El sacerdote Agapito Gorgues fue asesinado en un ajuste de cuentas entre CNT y UGT, y pidió a sus familiares que perdonaran a sus asesinos


Cinco mártires del siglo XX en España nacieron un 4 de junio: un capuchino barcelonés y otro gerundense, un carmelita sevillano y dos sacerdotes diocesanos: uno accitano y otro ilerdense. Continuar leyendoSi sabéis quiénes son mis asesinos, perdonadles El sacerdote Agapito Gorgues fue asesinado en un ajuste de cuentas entre CNT y UGT, y pidió a sus familiares que perdonaran a sus asesinos

Facebooktwitteryoutube