Salesianos de Sant Viçens dels Horts, mártires del Garraf El salesiano Eliseo García, que ya tenía un hermano mártir, fue asesinado en la costa del Garraf junto con un colaborador seglar


Los dos beatos del 19 de noviembre de 1936 son el salesiano coadjutor Eliseo García García, de 29 años -que ya tenía un hermano mártir-, y Alejandro Planas Saurí, de 58 -alias El Sord-, colaborador seglar del noviciado salesiano de Sant Viçens dels Horts (Barcelona).
Continuar leyendoSalesianos de Sant Viçens dels Horts, mártires del Garraf El salesiano Eliseo García, que ya tenía un hermano mártir, fue asesinado en la costa del Garraf junto con un colaborador seglar

Facebooktwitteryoutube

Hay que matar a todos los curas, decía la chica que lo denunció a la CNT El padre Eladio se refugió en una pensión donde trabajaba una muchacha que decía que había que matar a todos los curas; lo delató y vinieron a por él


El mártir vicenciano Vicente Queralt.
El mártir vicenciano Vicente Queralt.

Entre los siete beatificados que nacieron un 16 de noviembre, están, en el orden en que fueron asesinados, el franciscano padre Alfonso López; el padre Eladio López, de los Sagrados Corazones, al que denunció una empleada de la pensión en que se refugió, que decía que había que matar a todos los curas; el marista José Valencia Janices, primer beato de Paracuellos; el operario diocesano padre Josep Pla; el salesiano Federico Cobo Sanz, de solo 16 años;  el hospitalario Leandro Aloy; y el de más reciente beatificación, el sacerdote paúl Vicente Queralt.

Continuar leyendoHay que matar a todos los curas, decía la chica que lo denunció a la CNT El padre Eladio se refugió en una pensión donde trabajaba una muchacha que decía que había que matar a todos los curas; lo delató y vinieron a por él

Facebooktwitteryoutube

La monja que explicaba que había que morir gritando ¡Viva Cristo Rey! La madre María Micaela Baldoví, presa en la celda que ocupó como priora en Fons Salutis (Algemesí), habló con otra presa de morir gritando ¡Viva Cristo Rey!


Dos mártires ya beatificados fueron asesinados el 9 de noviembre de 1936: el salesiano Francisco José Martín López, detenido en Madrid cuando ni siquiera había sublevación, y la religiosa cisterciense María de la Salud (madre María Micaela) Baldoví Trull, de Algemesí (Valencia), que expresó su deseo de morir gritando ¡Viva Cristo Rey! Continuar leyendoLa monja que explicaba que había que morir gritando ¡Viva Cristo Rey! La madre María Micaela Baldoví, presa en la celda que ocupó como priora en Fons Salutis (Algemesí), habló con otra presa de morir gritando ¡Viva Cristo Rey!

Facebooktwitteryoutube

Quería restaurar la orden jerónima o ser mártir de Cristo: consiguió ambas cosas Uno de los mártires del 7 de noviembre de 1936 es Manuel de la Sagrada Familia Sanz, restaurador de la orden jerónima, hoy de nuevo en peligro de extinción


De los once beatos del 7 de noviembre, todos menos uno -el capuchino Andrés Francisco Simón Gómez (padre Eloy de Orihuela), de 59 años, asesinado en el Pont de l’Amorós de Crevillent (Alicante)- corresponden a la primera saca de presos hacia el camposanto de la localidad madrileña de Paracuellos de Jarama: son cinco dominicos, dos vicencianos, un jerónimo, un oblato de María Inmaculada y un seminarista salesiano. Continuar leyendoQuería restaurar la orden jerónima o ser mártir de Cristo: consiguió ambas cosas Uno de los mártires del 7 de noviembre de 1936 es Manuel de la Sagrada Familia Sanz, restaurador de la orden jerónima, hoy de nuevo en peligro de extinción

Facebooktwitteryoutube

No me importa morir por Cristo; tengo 45 años y no he hecho nada por Él El sacerdote Pedro de Asúa había declarado que no le importaba morir por Cristo. Fue beatificado como mártir en Vitoria el 1 de noviembre de 2014


El 1 de noviembre de 2014, fiesta de Todos los Santos, fue beatificado en Vitoria el sacerdote diocesano Pedro de Asúa. Además, el 1 de noviembre de 1936 fueron asesinados dos mártires ya beatificados: el sacerdote salesiano José Otín en Valencia y el capuchino Eudald de Igualada en Barcelona.
Continuar leyendoNo me importa morir por Cristo; tengo 45 años y no he hecho nada por Él El sacerdote Pedro de Asúa había declarado que no le importaba morir por Cristo. Fue beatificado como mártir en Vitoria el 1 de noviembre de 2014

Facebooktwitteryoutube

Entrevista al mártir ejecutado como espía: Julio Junyer i Padern Cuatro mártires del siglo XX en España nacieron un 30 de octubre, entre ellos un sacerdote salesiano juzgado en 1938 y ejecutado como espía


Todavía en 1938 la revolución española mostraba tal afán persecutorio contra la Iglesia que disimulaba el asesinato del sacerdote Julio Juyer acusándolo de espionaje. Un aspecto sobre el que reflexiona el cardenal Angelo Amato en la homilía de la beatificación de los Mártires de Silos al mencionar que la obcecación revolucionaria se explica por la supremacía del mal que oscureció la España de los años 30… Por eso cada beatificación supone resaltar el buen ejemplo que dan los mártires y es al mismo tiempo una amonestación a la sociedad en que murieron para que no se repita aquel odio.


Continuar leyendoEntrevista al mártir ejecutado como espía: Julio Junyer i Padern Cuatro mártires del siglo XX en España nacieron un 30 de octubre, entre ellos un sacerdote salesiano juzgado en 1938 y ejecutado como espía

Facebooktwitteryoutube

Un salesiano de Sevilla, entre los primeros mártires del siglo XX en España El sacerdote salesiano Antonio Tomás Fernández Camacho fue asesinado en Sevilla en la mañana del 20 de julio de 1936, en los primeros momentos de la Revolución y la Guerra


Dos mártires fueron asesinados en Barcelona el 22 de octubre de 1936: el lasaliano barcelonés José Casas Lluch (hermano Ildefonso Luis) y el carmelita descalzo leonés Luis María de la Virgen de la Merced Minguell Ferrer, que cedió a otro sacerdote la documentación para marchar a Francia.

Además, otros cinco mártires beatificados nacieron un 22 de octubre: El dominico Vicente Rodríguez Fernández, asesinado en la primera jornada de sacas hacia Paracuellos en la que hay beatos; el alumno de Filosofía agustino Pedro Simón Ferrero, asesinado en el mismo lugar el día que más mártires se han registrado; el anciano mercedario Antonio Lahoz Gan; un sacerdote granadino; y en Sevilla -donde hubo mártires porque hubo Revolución y, aunque fuera rápidamente sofocada, mostró su talante perseguidor del catolicismo- un salesiano ya citado en este blog. Continuar leyendoUn salesiano de Sevilla, entre los primeros mártires del siglo XX en España El sacerdote salesiano Antonio Tomás Fernández Camacho fue asesinado en Sevilla en la mañana del 20 de julio de 1936, en los primeros momentos de la Revolución y la Guerra

Facebooktwitteryoutube

Vengadme como cristianos: devolviendo bien Bartolomé Blanco, patrón de la juventud católica cordobesa, pidió a su familia que respondieran perdonando y devolviendo bien a sus asesinos


El número de los beatificados entre quienes hallaron muerte violenta el 2 de octubre de 1936 asciende a 18: cuatro salesianos -entre ellos, Enrique Saiz y Pedro Artolozaga– y un sacerdote -el padre Isidoro– de los Sagrados Corazones en Madrid; en Alicante dos sacerdotes que eran hermanos y una catequista y obrera (Florencia Caerols); dos sacerdotes, también hermanos, en Almería; una servita y un salesiano en Valencia; un escolapio y un operario diocesano –Isidoro Bover– en Castellón; dos dominicos en el barco prisión Cabo Quilates, en Bilbao; un claretiano en Fernán Caballero (Ciudad Real) –Felipe González-Heredia Barahona, el último de los asesinados allí- y un laico en Jaén. Continuar leyendoVengadme como cristianos: devolviendo bien Bartolomé Blanco, patrón de la juventud católica cordobesa, pidió a su familia que respondieran perdonando y devolviendo bien a sus asesinos

Facebooktwitteryoutube

Pío XII: Francisco Castelló “será modelo de los jóvenes del mundo” Francisco Castelló escribió a sus hermanas antes de ser ejecutado por ser católico: He tenido una suerte inmensa que no sé cómo agradecer a Dios


16 de los asesinados el 29 de septiembre de 1936 han sido declarados beatos: siete Misioneros del Sagrado Corazón martirizados en Canet de Mar (Antonio Arribas y compañeros) y beatificados el 6 de mayo de 2017 en Gerona; tres jesuitas y un capuchino –Santiago (de Rafelbuñol) Mestre Iborra, martirizado con sus ocho hermanos- en Valencia, tres salesianos –Francisco y Virgilio Edreira, más José Villanova– en Madrid, el sacerdote almeriense Antonio Martínez López y el laico alicantino Francisco Castelló en Lleida. Este último fue uno de los tres españoles elegidos por los responsables de la Fraternidad de la Transfiguración en Moscú para ilustrar -junto con otros como el beato Charles de Foucault o el beato Jerzy Popiełuszko- el martirio cristiano (clicando sobre la imagen de abajo puede verse en tamaño completo, que era de 700 x 500 mm).

Cartel y biografía de Francisco Castelló expuesto en el Festival de la Fraternidad de la Transfiguración en Moscú,   19-20 de agosto de 2017.
Cartel y biografía de Francisco Castelló expuesto en el Festival de la Fraternidad de la Transfiguración en Moscú, 19-20 de agosto de 2017.


Continuar leyendoPío XII: Francisco Castelló “será modelo de los jóvenes del mundo” Francisco Castelló escribió a sus hermanas antes de ser ejecutado por ser católico: He tenido una suerte inmensa que no sé cómo agradecer a Dios

Facebooktwitteryoutube

Avisó a sus verdugos de que serían medidos con la medida que usaban Buenaventura de Puzol predicó y absolvió a sus compañeros de martirio -entre ellos su padre y un hermano- y avisó a sus verdugos de que serían juzgados


Diez son las personas beatificadas entre las que fueron asesinadas el sábado 26 de septiembre de 1936: un sacerdote y tres laicos en Almería; en la provincia de Valencia dos hermanas de la doctrina cristiana sexagenarias –sor María del Calvario y sor Amparo-, un cooperador dominico y un capuchino; en Madrid un amigoniano -el padre León María de Alacuás, y un salesiano –Antonio Cid Rodríguez– en Bilbao. Continuar leyendoAvisó a sus verdugos de que serían medidos con la medida que usaban Buenaventura de Puzol predicó y absolvió a sus compañeros de martirio -entre ellos su padre y un hermano- y avisó a sus verdugos de que serían juzgados

Facebooktwitteryoutube