Si a nosotros nos matan, otros harán triunfar la causa de Dios El sacerdote Carmelo Sastre dijo a uno de sus feligreses: Si a nosotros nos matan, otros harán triunfar la causa de Dios, por Él lo hemos de sufrir todo


Entre los asesinados el domingo 16 de agosto de 1936 hay 30 beatificados: 20 de ellos son franciscanos de Consuegra (Toledo) martirizados en Fuente el Fresno (Ciudad Real). Además hay uno de la misma orden -el padre Plácido García– en Dènia (Alicante); un hermano –Gabriel María de Benifayó– terciario capuchino y un sacerdote diocesano –Carmelo Sastre– en la provincia de Valencia; un diácono capuchino –Enrique de Almazora– en la de Castellón; un sacerdote mercedario –José Reñé Prenafeta– y un sacerdote capuchino en la de Barcelona; un sacerdote operario diocesano –Amadeu Monje Altés– en la de Tarragona; un claretiano –Sebastià Balcells Tonijuan– y un salesiano –Jaime Bonet Nadal– en la de Lleida; más un sacerdote secular, Antonio Rodríguez Blanco, en la de Córdoba.

En Japón se conmemora a los beatos Melchor Kumagai, martirizado en Yamaguchi (Hiroshima) en 1605, al franciscano español Juan de Santa Marta, martirizado en Kioto en 1618, y a Simón Bokusai Kiota, catequista, su esposa Magdalena, Tomás Gengoro, su esposa María y su hijo Jacobo (de 2 años), martirizados en Kokura en 1620; en Francia al beato Juan Bautista Ménestrel (1794); en Rusia, la Iglesia ortodoxa ha glorificado al diácono checo Vyacheslav Lukanin, martirizado en 1918, y al sacerdote Nicolás Pomerantsev, martirizado en 1938. Continuar leyendoSi a nosotros nos matan, otros harán triunfar la causa de Dios El sacerdote Carmelo Sastre dijo a uno de sus feligreses: Si a nosotros nos matan, otros harán triunfar la causa de Dios, por Él lo hemos de sufrir todo

Facebooktwitteryoutube

Un seminarista a su madre en 1931: Qué suerte tener un hijo mártir de Cristo Joan Ceró, sacerdote mártir el 15 de agosto de 1936, había dicho a su madre en 1931 que debía alegrarse si tenía un hijo mártir de Cristo


Entre los asesinados en la fiesta de la Asunción de 1936, la Iglesia católica ha beatificado a 39 personas: 20 claretianos de Barbastro; en Madrid dos capuchinos –Alejandro de Sobradillo, superior del convento de El Pardo, y el amigoniano Domingo de Alboraya-, dos dominicos –Maximino Fernández Marinas y José Santonja Pinsach– y una carmelita descalza -la primera farmacéutica mártir: María Sagrario de San Luis Gonzaga-; tres hermanos de las Escuelas Cristianas -los hermanos Alberto Flos en Benicarló y Clemente Vea en San Mateo- en la provincia de Castellón; dos sacerdotes de la diócesis de Tarragona –Agustí Ibarra y Joan Ceró- y un sacerdote claretiano en Barcelona; otros dos de la diócesis de Cartagena –Pedro Gambín Pérez y Cayetano García Martínez-; un sacerdote agustino –Severiano Montes– en Asturias, otro en Motril (Granada) –Vicente Soler, exprior general- y otro –Manuel Formigo– en Málaga; un sacerdote salesiano –Francisco Míguez– al que quemaron vivo, también en Málaga; más un sacerdote diocesano en Ávila y un laico, cuñado del poeta Rafael Alberti, en Almería.

En el Congo es aniversario de la muerte del beato mártir Isidoro Bakanja (1909); en México de los santos mártires Luis Batis Sainz (sacerdote), Manuel Morales (padre de familia), Salvador Lara Puente y David Roldán Lara (1926); en Rusia, la Iglesia ortodoxa ha glorificado al monje y sacerdote Platón Kolegov, martirizado en las purgas de 1937.
Continuar leyendoUn seminarista a su madre en 1931: Qué suerte tener un hijo mártir de Cristo Joan Ceró, sacerdote mártir el 15 de agosto de 1936, había dicho a su madre en 1931 que debía alegrarse si tenía un hijo mártir de Cristo

Facebooktwitteryoutube

Os perdonamos de corazón, dijo antes de ser fusilado El sacerdote claretiano jerezano José Ignacio Gordon dijo "os perdonamos de corazón" a quienes lo fusilaron dejándole luego agonizar veinte minutos


Entre los asesinados el jueves 13 de agosto de 1936 hay 42 mártires del siglo XX en España: 20 claretianos (un sacerdote, un cooperador y 18 alumnos de Teología) en Barbastro; otros dos fueron martirizados en la provincia de Valencia -los sacerdotes Marceliano Alonso y José Ignacio Gordon– y uno –Fernando Saperas– en la de Lérida, donde también mataron a siete sacerdotes de la diócesis de Urgell -uno de ellos nacido en Francia- en Salàs de Pallars, y uno de la diócesis de Tarragona asesinado en L’Espluga Calva; dos lasalianos –Francisco Mallo Sánchez (hermano Francisco Alfredo) y Eugenio Cuesta Padierna (hermano Hilarión Eugenio)– fueron mártires en Torrent (Gerona); en la provincia de Barcelona lo fue un sacerdote salesiano; en la de Tarragona, dos sacerdotes en Les Borges del Camp; un operario diocesano –Mateo Despons Tena– y un sacerdote capuchino en la provincia de Castellón; más una franciscana misionera –Dorotea Llamazares Fernández (sor Gertrudis)– y dos dominicos -uno de ellos el mexicano Luciano (Reginaldo) Hernández Ramírez– en Madrid.

Este día se conmemora en las islas británicas  el martirio de Patrick O’Healy (1579, primer obispo mártir de Irlanda) y del sacerdote William Freeman (1595); en Francia el del sacerdote Pedro Gabilhaud (1794); en Austria del beato sacerdote Jacobo Gapp, asesinado por los nazis en 1943. En Rusia la Iglesia ortodoxa ha glorificado a nueve mártires en esta fecha: el metropolita Benjamín Kazan, el archimandrita Sergio Shein, más los laicos Iván Kovsharov y Jorge Novitsky (1922); el laico Máximo Rumyantsev (1928); el sacerdote Vladimiro Kholodkovsky (1937); los sacerdotes Constantino Razumov e Iván Rumyantsev, y la laica Ana Serova (después de 1937).

Continuar leyendoOs perdonamos de corazón, dijo antes de ser fusilado El sacerdote claretiano jerezano José Ignacio Gordon dijo “os perdonamos de corazón” a quienes lo fusilaron dejándole luego agonizar veinte minutos

Facebooktwitteryoutube

Sacó un rosario cuando les arrolló el tren, y eso bastó para matarle Los revolucionarios de Cervera tuvieron un accidente mientras llevaban preso al claretiano Antonio Casany, quien sacó un rosario, y por eso lo mataron


Entre las víctimas de la violencia revolucionaria del martes 11 de agosto de 1936 han sido beatificados 13 mártires del siglo XX en España: tres maristas asesinados en Saganta (Huesca) y dos -los hermanos Benigno José y Adrián– en Paracuellos de Jarama (Madrid); dos hospitalarios en Valencia y dos laicos –Carlos Díaz García y Rafael Alonso Gutiérrez– en una localidad (Agullent) de esa misma provincia; un lasaliano -el hermano Justino Gabriel, sádicamente torturado- en Peñíscola (Castellón); un salesiano –Miguel Domingo Cendra– en Tarragona; un claretiano en Lérida (Antonio Casany); y el padre Teófilo de los Sagrados Corazones -Benjamín Fernández de Legaria Goñi– en El Escorial (Madrid).

Fuera de España se conmemora en las islas británicas el aniversario del martirio del sacerdote John Sandys (1588); en el Tíbet y Suiza, del sacerdote Maurice Tornay (1949); en Rusia, la Iglesia ortodoxa ha glorificado a dos monjes martirizados en 1921 (Serafín Bogoslovsky y Feognosto Pivovarov), otro martirizado en torno a 1930 (Anatoly Smirnov) y dos -el sacerdote Alejo Krasnovsky y el monje Pacomio Rusin– martirizados en las purgas de 1938.
Continuar leyendoSacó un rosario cuando les arrolló el tren, y eso bastó para matarle Los revolucionarios de Cervera tuvieron un accidente mientras llevaban preso al claretiano Antonio Casany, quien sacó un rosario, y por eso lo mataron

Facebooktwitteryoutube

Los mató el mismo que había asesinado al obispo de Cuenca Elías Moya, que mató al obispo de Cuenca, asesinó también a los redentoristas Javier Gorosterratzu y Víctor Calvo


Del lunes 10 de agosto de 1936 hay nueve mártires beatificados: dos redentoristas más de Cuenca; cuatro en la provincia de Valencia (el capellán del hospital de Alberic, el coadjutor de Banyeres de Mariola –José Toledo Pellicer-, un marista en Alzira y un salesiano en la capital); en pueblos de Tarragona el regente de Sarral –Lluís Sans Viñas– y un lasaliano -el hermano Fulbert Jaume-; y el hermano mercedario Antonio González Penín en Barcelona.

En Japón se conmemora el martirio del beato Agustín Ota, jesuita (1622); en Francia, de los sacerdotes Claudio José Jouiffret, Francisco Frangois y Lázaro Tiersot (1794); entre las víctimas del nazismo, el de los beatos Francisco Drzewiecki y Eduardo Grzymala, martirizados en Dachau (1942); en Rusia, la Iglesia ortodoxa ha glorificado a un diácono martirizado en esta fecha de 1918 (Nicolás Ponomarev) y a tres religiosos (Elena Astashkina, Anastasia  Kamaeva, y Basilio Erekaev) más cinco laicos (Aref Eremkin, Iván Lomakin, Iván Mileshkin, Mavra Moiseeva e Iván Selmanov) martirizados en las purgas de 1937.
Continuar leyendoLos mató el mismo que había asesinado al obispo de Cuenca Elías Moya, que mató al obispo de Cuenca, asesinó también a los redentoristas Javier Gorosterratzu y Víctor Calvo

Facebooktwitteryoutube

En Peralta de la Sal, la calle se llenó de gente para despedir a los mártires Faustino Oteiza, uno de los dos escolapios de Peralta de la Sal martirizados el 9 de agosto, antes de salir confesó y bendijo a las personas de la casa


Los mártires del siglo XX en España que fueron asesinados el 9 de agosto de 1936 suman hasta el momento 21: tres en Barbastro -el obispo Florentino Asensio Barroso-, un laico —el primer gitano beatificado, Ceferino Giménez Malla (El Pelé)— y un monje del Pueyo –Mariano Sierra Almázor-; más, dentro de la misma provincia de Huesca, dos escolapios; siete hospitalarios colombianos de la comunidad madrileña de Ciempozuelos, asesinados en Barcelona, al igual que un hermano de La Salle y un sacerdote de la Sagrada Familia; un sacerdote operario diocesano en Tarragona y otro-Guillermo Plaza Hernández– en Toledo, provincia en la que además mataron al párroco de La Puebla de Don Fadrique; en la provincia de Madrid, mataron al capellán de los lasalianos de Griñón y a un coadjutor salesiano –José María Celaya Badiola– en la capital; otro sacerdote, capuchino, fue asesinado en Carcaixent (Valencia); y un sacerdote redentorista –Julián Pozo y Ruiz de Samaniego– lo fue en Cuenca.

Fuera de España, es aniversario del martirio del sacerdote Ricardo Bere en las islas británicas (1537); en Francia del sacerdote benedictino Claudio Richard (1794); entre las víctimas del nazismo, de Edith Stein (santa Teresa Benedicta de la Cruz) en Auschwitz (1942) y del austriaco Franz Jägerstätter (1943); en Rusia la Iglesia ortodoxa ha glorificado a dos sacerdotes y un obispo martirizados en esta fecha de 1918 –Pantaleón Bogoyavlensky, Platón Gornyh y Ambrosio Gudko– y a otro sacerdote martirizado en 1941, Iván Soloviev.

Continuar leyendoEn Peralta de la Sal, la calle se llenó de gente para despedir a los mártires Faustino Oteiza, uno de los dos escolapios de Peralta de la Sal martirizados el 9 de agosto, antes de salir confesó y bendijo a las personas de la casa

Facebooktwitteryoutube

Dos veces lo fusilaron, y siguió bendiciendo y perdonando El mismo día que el sacerdote Antonio Silvestre ofreció su vida ante el sagrario, lo detuvieron y fusilaron, quedó herido y volvieron a rematarlo


Entre los asesinados el sábado 8 de agosto de 1936, han sido beatificados 17: el obispo de Cuenca -Cruz Laplana- y el sacerdote que lo acompañaba, Fernando Español Berdié; cinco escolapias de Valencia y un sacerdote diocesano de Játiva (Valencia); en la provincia de Barcelona, dos dominicas de Santa Catalina de Siena y el laico de la orden seglar dominicana Antero Mateo García; los hermanos lasalianos Leonardo José y Dionisio Luis en Lérida; el sacerdote mercedario Mariano Pina Turón en Teruel; el seminarista jienense Manuel Aranda; y en Madrid el coadjutor salesiano Basilio Nicolás de la Torre Merino y el sacerdote de los Sagrados Corazones José Leoncio (padre Eladio) López Ramos.

En Persia (Irán), se conmemora hoy el martirio de san Hormisdas (450); en las islas británicas, del beato Juan Felton (1570); en Rusia, del arcipreste Sergio Strelnikov (1937), glorificado por la Iglesia ortodoxa.
Continuar leyendoDos veces lo fusilaron, y siguió bendiciendo y perdonando El mismo día que el sacerdote Antonio Silvestre ofreció su vida ante el sagrario, lo detuvieron y fusilaron, quedó herido y volvieron a rematarlo

Facebooktwitteryoutube

Un lustro antes que Kolbe, se ofreció a cambio de un preso al que iban a matar El sacerdote Josep Colom, fundador de la Federación de Jóvenes Cristianos de Cataluña, se ofreció a morir en lugar de otro preso que esperaba un hijo


De los 14 mártires del siglo XX en España beatificados entre las personas asesinadas el martes 4 de agosto de 1936, siete lo fueron en la provincia de Valencia: cuatro maristas -uno de ellos francés- en la checa de la calle Sagunto, un postulante –Antonio Arrué Peiró– y un sacerdote –Ricardo Gil Barcelón– de la pequeña obra de la Divina Providencia en El Saler, más el párroco de La Pobla Llarga –Vicente Gregorio Rubiols Castelló, fusilado por personas a las que había bautizado-; a ellos hay que sumar un sacerdote y dos coadjutores salesianos en Barcelona; en Tarragona el vicario de Montblanc y el párroco de Barberà –Francesc Mercader Randé-; más un religioso hospitalario en Madrid y el laico adorador nocturno almeriense Luis Quintas Durán.

En Croacia, es aniversario del martirio del obispo San Rainero de Split (1180); en las islas británicas, del cartujo William Horne, los laicos Robert Bird y Giles Heron, el hermano carmelita Lawrence Cook, el monje benedictino Dom Thomas Epson y el sacerdote secular William Bird (1540); en Polonia del beato Enrique Krzysztofik, martirizado por los nazis en Dachau (1942); en Rusia de los sacerdotes Miguel Nakaryakov (1918) y Alejo Ilinsky (1931), glorificados como mártires por la Iglesia ortodoxa.

Continuar leyendoUn lustro antes que Kolbe, se ofreció a cambio de un preso al que iban a matar El sacerdote Josep Colom, fundador de la Federación de Jóvenes Cristianos de Cataluña, se ofreció a morir en lugar de otro preso que esperaba un hijo

Facebooktwitteryoutube

No consentiré que lo profanen, dijo cuando le encontraron un Evangelio Al hermano Alejo Andrés unos milicianos le encontraron un Evangelio al registrarle en la calle, dijeron que era cura y lo mataron


Nueve son las víctimas beatificadas del lunes 3 de agosto de 1936: cuatro en la provincia de Barcelona (dos franciscanos, el salesiano Francisco Bandrés Sánchez y Josep Guardiet Pujol, párroco de Rubí); uno en la de Alicante (el párroco de Pedreguer, Salvador Ferrandis Seguí); otro en la de Málaga (un capuchino linchado en Antequera, fray Luis de Valencina-Gerónimo Limón Márquez); dos hermanos de La Salle en Madrid –Eleuterio Mancho López y Patricio Beobide– y un sacerdote de la Congregación de la Misión en Asturias.

También es aniversario de la ejecución del sacerdote Pedro Golubev (1938), glorificado como mártir por la Iglesia ortodoxa rusa.
Continuar leyendoNo consentiré que lo profanen, dijo cuando le encontraron un Evangelio Al hermano Alejo Andrés unos milicianos le encontraron un Evangelio al registrarle en la calle, dijeron que era cura y lo mataron

Facebooktwitteryoutube

Pidió rezar y morir de frente, perdonando y bendiciendo a sus enemigos Al dominico Francisco Calvo Burillo lo mataron en su pueblo, Híjar (Teruel) y respondió a las blasfemias e insultos rezando, perdonando y bendiciendo


El domingo 2 de agosto de 1936 fueron asesinados nueve mártires del siglo XX en España: tres sacerdotes claretianos en Barbastro, en la provincia de Teruel un dominico y un sacerdote de la Congregación de la Misión –Leoncio Pérez Nebreda-, el ecónomo de la catedral de Tarragona, un sacerdote terciario capuchino en Madrid, un sacerdote operario diocesano –Miguel Amaro Ramírez– en Toledo y un salesiano más en Ronda (Málaga).

Entre las personas que la Iglesia ortodoxa rusa ha glorificado como mártires del siglo XX, 13 fueron martirizados un 2 de agosto: el sacerdote Konstantin Slovtsov (1918); el archimandrita Tikhon Krechkov, los monjes-sacerdotes Jorge PozharovCirilo Vyaznikov, los sacerdotes Iván Steblin-Kamensky, Alejandro Arkhangelsky, Sergio Gortinsky, Teodoro Yakovlev y Jorge Nikitin, y los laicos Eutimio Grebenshchikov y Pedro Vyaznikov (1930); el arcipreste Alejo Znamensky (1938) y el novicio monacal Teodoro Abrosimov (1941). Continuar leyendoPidió rezar y morir de frente, perdonando y bendiciendo a sus enemigos Al dominico Francisco Calvo Burillo lo mataron en su pueblo, Híjar (Teruel) y respondió a las blasfemias e insultos rezando, perdonando y bendiciendo

Facebooktwitteryoutube