No pedía que le perdonáramos la vida, nos perdonaba él A los padres de Francisco Monzón no les dejaron enterrarlo; del sacerdote Diego Morata dijeron: "No pedía que le perdonáramos la vida, nos perdonaba él"

Facebooktwitter

Cuatro mártires del siglo XX en España nacieron un 29 de marzo: un carmelita calagurritano, un dominico turolense, una laica uruguaya (que, con su hermana, es la primera beata de ese país) y un canónigo de la catedral de Almería. Este día es, además, aniversario de la primera beatificación de mártires de la guerra civil (las tres carmelitas de Guadalajara beatificadas por Juan Pablo II el 29 de marzo de 1987, es decir, hace 27 años).

El padre Ramón de la Virgen del Carmen (José Grijalvo Medel), de 40 años y natural de Calahorra (La Rioja), fue uno de los siete carmelitas asesinados en Toledo el 31 de julio de 1936 (ver artículo del 22 de febrero) y beatificados en 2007.

“Jesucristo derramó su sangre por mí”

Francisco Monzón Romeo
, sacerdote dominico de 24 años, era natural de Híjar (Teruel), donde fue asesinado el 29 de agosto de 1936. Tomó el hábito dominico en 1928 y se ordenó sacerdote en Salamanca el 3 de mayo de 1936. La guerra estalló mientras pasaba unos días con sus padres en Híjar, y decidió vagar por los campos para escapar de la persecución. Su hermano Miguel, futuro sacerdote dominico, le llevaba leche todos los días. El 24 de agosto unos milicianos amenazaron a su madre si no les decía dónde estaba su hijo. Más tarde le aseguraron que a su hijo no le pasaría nada, y entonces el padre les acompañó adonde estaba el religioso, que fue detenido y llevado a la cárcel. En la tarde del 29 le llevaron en coche al campo de fútbol de Híjar, en el km 72 de la carretera de Alcañiz. Cuando lo sacaron en el coche dijo: “Dios mío, Jesucristo derramó su sangre por mí, y ahora yo la derramaré por él”. Le mandaron bajar y mientras lo hacía le dispararon en la cabeza. Seguidamente lo enterraron en una fosa común, sin dejar que sus familiares le hicieran un entierro individual. Monzón fue beatificado en 2001 (ver artículo de J. López Teulón).

Dolores Manuela Cirila Aguiar-Mella y Díaz, laica de 39 años y natural de Montevideo, fue asesinada en Madrid el 19 de septiembre de 1936, y es con su hermana Consuelo la primera beata y mártir de Uruguay (ver artículo del 25 de marzo).

Si no le pegamos un tiro en la boca, no se calla

El sacerdote de 55 años Diego Morata Cano, canónigo de la catedral de Almería y natural de Vera (en la misma provincia), fue asesinado el 23 de septiembre de 1936 y beatificado el 25 de marzo de 2017. La biografía de la diócesis almeriense relata así su martirio:

“Detenido el uno de agosto de 1936, tras sufrir los envites de la Persecución Religiosa, lo enviaron al Hospital Provincial por su pésimo estado. Al que lo cuidaba confío: «Anoche volvieron los del Comité y quisieron que blasfemara, al no conseguirlo me han emplazado para día que salga de aquí.» Para librarlo el enfermero trató de prolongar el tratamiento, pero el siervo de Dios se opuso: «Estoy en las manos de Dios que me ayudará, ¡no faltaba más! Por mucho que me hagan, el Señor me ayudará a morir, si es preciso como un cristiano.» Al día siguiente, como lo encontraron rezando el Rosario, le dispararon un tiro en el hombro. Él gritó: «¡Dios mío!, ¡Regina Martyrum!». Le dispararon en el cuello y dijo: «¡Señor, es por ti y los perdono! No saben lo que se hacen.»

Al arrastrarlo al cementerio de Almería, fue saludado con estas palabras: «¡Anda Morata, que sí no te he matado antes te voy a matar ahora!». Al amanecer, los milicianos comentaban: «Sería cura, pero era un tío con un par de pantalones. Cuantos más tiros recibía, más gritaba el muy canalla: “¡Viva Cristo Rey!” Y no pedía que le perdonáramos la vida, nos perdonaba él. Sí no le pegamos un tiro en la boca no se calla.»”

Puede suscribirse a esta lista de correo si quiere recibir en su e-mail la historia del mártir de cada día.

Puede leer la historia de los mártires en Holocausto católico (Amazon y Casa del Libro).

Facebooktwitteryoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.