Hay que matar a todos los curas, decía la chica que lo denunció a la CNT El padre Eladio se refugió en una pensión donde trabajaba una muchacha que decía que había que matar a todos los curas; lo delató y vinieron a por él


El mártir vicenciano Vicente Queralt.
El mártir vicenciano Vicente Queralt.

Entre los siete beatificados que nacieron un 16 de noviembre, están, en el orden en que fueron asesinados, el franciscano padre Alfonso López; el padre Eladio López, de los Sagrados Corazones, al que denunció una empleada de la pensión en que se refugió, que decía que había que matar a todos los curas; el marista José Valencia Janices, primer beato de Paracuellos; el operario diocesano padre Josep Pla; el salesiano Federico Cobo Sanz, de solo 16 años;  el hospitalario Leandro Aloy; y el de más reciente beatificación, el sacerdote paúl Vicente Queralt.

Continuar leyendoHay que matar a todos los curas, decía la chica que lo denunció a la CNT El padre Eladio se refugió en una pensión donde trabajaba una muchacha que decía que había que matar a todos los curas; lo delató y vinieron a por él

Facebooktwitteryoutube

Me abrís las puertas del cielo, desde donde rogaré por vosotros María del Patrocinio de San Juan, misionera claretiana, perdonó a sus asesinos y les aseguró que rogaría por los que le abrían las puertas del cielo


Del 13 de noviembre hay cinco beatos: un sacerdote y un laico en Almería -ambos beatificados el 25 de marzo de 2017 en Roquetas de Mar-, un religioso de la Sagrada Familia en Barcelona, más un laico y una misionera claretiana en Benifairó de Valldigna (Valencia), que agradeció a sus asesinos que le abrieran las puertas del cielo.
Continuar leyendoMe abrís las puertas del cielo, desde donde rogaré por vosotros María del Patrocinio de San Juan, misionera claretiana, perdonó a sus asesinos y les aseguró que rogaría por los que le abrían las puertas del cielo

Facebooktwitteryoutube

No temamos el martirio, que Dios fue por el mismo camino El franciscano fray Salvador Mollar se despidió pidiendo perdón, perdonando y recomendando no temer el martirio, porque Dios fue por el mismo camino


Dios fue por el mismo camino, era el principal argumento que para no temer el martirio dio el hasta ahora único mártir beatificado entre los asesinados el 27 de octubre de 1936, Juan Bautista Mollar Ventura (fray Salvador), franciscano de 40 años, natural de Manises y sacristán del colegio de Benissa, asesinado en Paterna (Valencia) y beatificado en 2001. Continuar leyendoNo temamos el martirio, que Dios fue por el mismo camino El franciscano fray Salvador Mollar se despidió pidiendo perdón, perdonando y recomendando no temer el martirio, porque Dios fue por el mismo camino

Facebooktwitteryoutube

El cura que salió de su escondite para liberar a su padre adoptivo y hermano Ramón Esteban Bou, sacerdote que había sido niño abandonado, dejó su escondite para sacar de la cárcel a su padre adoptivo y hermano


Los cuatro mártires beatificados que fueron asesinados el 17 de octubre de 1936 son una laica de Valencia que llevaba comida al que la mandó ejecutar (Társila Córdoba), un marianista pionero de la arqueología madrileña (Fidel Fuidio) arrojado a un pozo en la provincia de Ciudad Real, un franciscano que soportó 33 días de tortura (Perfecto Carrascosa) en la de Toledo y un sacerdote alicantino, el único aún no biografiado en estas páginas, y que bien podría ser patrono de los hijos adoptados. Continuar leyendoEl cura que salió de su escondite para liberar a su padre adoptivo y hermano Ramón Esteban Bou, sacerdote que había sido niño abandonado, dejó su escondite para sacar de la cárcel a su padre adoptivo y hermano

Facebooktwitteryoutube

Si os he ofendido os pido perdón y si me matáis yo os perdono Antes de perdonar a los milicianos a los que había alimentado en el comedor de caridad, la monja Martina Vázquez les dijo: os pido perdón si os he ofendido


El número de beatificados entre los asesinados el 4 de octubre de 1936 asciende a 15: nueve hospitalarios, un estudiante franciscano –fray Alfredo Pellicer-, un sacerdote diocesano y la superiora del Hospital y Escuelas de Segorbe (Castellón) en la provincia de Valencia; un sacerdote en la de Murcia y otro en la de Almería, más un dominico -el famoso padre Gafo– en la Cárcel Modelo de Madrid.
Continuar leyendoSi os he ofendido os pido perdón y si me matáis yo os perdono Antes de perdonar a los milicianos a los que había alimentado en el comedor de caridad, la monja Martina Vázquez les dijo: os pido perdón si os he ofendido

Facebooktwitteryoutube

Aniversario de las beatificaciones de 1989 y 1995 Un primero de octubre se celebraron las beatificaciones de 1989 y 1995, con causas de Pasionistas la primera y la del obispo de Teruel la segunda


Tres personas asesinadas el 1 de octubre de 1936 en Madrid han sido beatificadas: los primos (con apellidos iguales) Juan e Higinio de Mata Díez, trabajador de los salesianos de la Ronda de Atocha el primero y postulante en Carabanchel Alto el segundo, junto con el también salesiano Carmelo Juan Pérez Rodríguez, subdiácono en Carabanchel. Continuar leyendoAniversario de las beatificaciones de 1989 y 1995 Un primero de octubre se celebraron las beatificaciones de 1989 y 1995, con causas de Pasionistas la primera y la del obispo de Teruel la segunda

Facebooktwitteryoutube

Murió de rodillas y perdonando, como Cristo a sus verdugos El párroco de Cantoria murió perdonando, lo mismo que el coadjutor de Garrucha, que se negó a blasfemar y regaló su traje


Entre quienes fueron asesinados el martes 22 de septiembre de 1936 han sido beatificados 17: seis franciscanos en Azuaga (Badajoz); una mujer laica –Josefina Moscardó-, tres miembros del clero secular y un escolapio –Vicente Pelufo, Vicente Sicluna, Germán Gozalvo y Carlos Navarro– en la provincia de Valencia, dos lasalianos -los hermanos Antonio Gil y Félix Adriano– en la provincia de Teruel, dos salesianos en la de Madrid y dos sacerdotes diocesanos en la de Almería.
Continuar leyendoMurió de rodillas y perdonando, como Cristo a sus verdugos El párroco de Cantoria murió perdonando, lo mismo que el coadjutor de Garrucha, que se negó a blasfemar y regaló su traje

Facebooktwitteryoutube

Profetizó que el Papa dedicaría una fiesta a los innumerables mártires de España Una de las dos laicas asesinadas el 21 de septiembre de 1936 anunció la futura veneración de los innumerables mártires de España.


Once de los asesinados el lunes 21 de septiembre de 1936 han sido beatificados: tres laicos –Vicente Galbis, Manuel Torró y María de la Purificación Vidal Pastor– en la provincia de Valencia y una en la de Alicante; dos sacerdotes agustinos –Nicolás de Mier y Jacinto Martínez Ayuela– en Cuenca y uno en Málaga; dos sacerdotes trapenses en Santander, más un sacerdote franciscano –José Mariano (padre José María) Azurmendi de Larrínaga– en Azuaga (Badajoz) y otro de los Hijos de la Sagrada Familia en la de Barcelona.
Continuar leyendoProfetizó que el Papa dedicaría una fiesta a los innumerables mártires de España Una de las dos laicas asesinadas el 21 de septiembre de 1936 anunció la futura veneración de los innumerables mártires de España.

Facebooktwitteryoutube

No ocultó que era religioso, porque “nada es más hermoso que morir por Cristo” A fray Pedro de Alcántara trataron de presentarlo como un pobre en un registro, pero él no ocultó que era religioso y lo detuvieron para matarlo


Seis son las personas beatificadas entre las asesinadas el viernes 11 de septiembre de 1936: un sacerdote diocesano en la provincia de Valencia, un religioso hospitalario en Barcelona, un operario diocesano en la provincia de Tarragona y otro en la de Castellón, más un franciscano en la de Murcia y el estudiante ovetense de 24 años Antonio González Alonso, ejecutado por no pisar un cuadro religioso.
Continuar leyendoNo ocultó que era religioso, porque “nada es más hermoso que morir por Cristo” A fray Pedro de Alcántara trataron de presentarlo como un pobre en un registro, pero él no ocultó que era religioso y lo detuvieron para matarlo

Facebooktwitteryoutube

Fusilado con un crucifijo, pedía perdón a Dios una y otra vez por sus enemigos Al padre Tirso de Jesús María lo condenó a muerte un Tribunal Popular en Toledo y cuando lo iban a fusilar pedía perdón a Dios por sus ejecutores


Entre los asesinados el lunes 7 de septiembre de 1936 hay ocho beatos: dos lasalianos en Madrid, dos carmelitas descalzos -el hermano Marcelo de Santa Ana y el padre Antonio María de Jesús Bonet– en Barcelona, otro en Toledo -el padre Tirso de Jesús María, sobre el que se ha hecho un retrato que es todo un ejemplo de cómo mantener y fomentar la devoción a los mártires- y una carmelita de la caridad –Ascensión de San José de Calasanz Lloret, asesinada con su hermano Salvador, escolapio- en la provincia de Valencia; un franciscano –Félix Gómez-Pinto– en Guadalajara y otro –Pascual Fortuño, quien profetizó su martirio y cómo habían de matarlo- en Castellón. Continuar leyendoFusilado con un crucifijo, pedía perdón a Dios una y otra vez por sus enemigos Al padre Tirso de Jesús María lo condenó a muerte un Tribunal Popular en Toledo y cuando lo iban a fusilar pedía perdón a Dios por sus ejecutores

Facebooktwitteryoutube