Profetizó que el Papa dedicaría una fiesta a los innumerables mártires de España Una de las dos laicas asesinadas el 21 de septiembre de 1936 anunció la futura veneración de los innumerables mártires de España.

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Once de los asesinados el lunes 21 de septiembre de 1936 han sido beatificados: tres laicos –Vicente Galbis, Manuel Torró y María de la Purificación Vidal Pastor– en la provincia de Valencia y una en la de Alicante; dos sacerdotes agustinos –Nicolás de Mier y Jacinto Martínez Ayuela– en Cuenca y uno en Málaga; dos sacerdotes trapenses en Santander, más un sacerdote franciscano –José Mariano (padre José María) Azurmendi de Larrínaga– en Azuaga (Badajoz) y otro de los Hijos de la Sagrada Familia en la de Barcelona.
Continuar leyendoProfetizó que el Papa dedicaría una fiesta a los innumerables mártires de España Una de las dos laicas asesinadas el 21 de septiembre de 1936 anunció la futura veneración de los innumerables mártires de España.

No ocultó que era religioso, porque “nada es más hermoso que morir por Cristo” A fray Pedro de Alcántara trataron de presentarlo como un pobre en un registro, pero él no ocultó que era religioso y lo detuvieron para matarlo

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Seis son las personas beatificadas entre las asesinadas el viernes 11 de septiembre de 1936: un sacerdote diocesano en la provincia de Valencia, un religioso hospitalario en Barcelona, un operario diocesano en la provincia de Tarragona y otro en la de Castellón, más un franciscano en la de Murcia y el estudiante ovetense de 24 años Antonio González Alonso, ejecutado por no pisar un cuadro religioso.
Continuar leyendoNo ocultó que era religioso, porque “nada es más hermoso que morir por Cristo” A fray Pedro de Alcántara trataron de presentarlo como un pobre en un registro, pero él no ocultó que era religioso y lo detuvieron para matarlo

Fusilado con un crucifijo, pedía perdón a Dios una y otra vez por sus enemigos Al padre Tirso de Jesús María lo condenó a muerte un Tribunal Popular en Toledo y cuando lo iban a fusilar pedía perdón a Dios por sus ejecutores

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Entre los asesinados el lunes 7 de septiembre de 1936 hay ocho beatos: dos lasalianos en Madrid, dos carmelitas descalzos -el hermano Marcelo de Santa Ana y el padre Antonio María de Jesús Bonet– en Barcelona, otro en Toledo -el padre Tirso de Jesús María, sobre el que se ha hecho un retrato que es todo un ejemplo de cómo mantener y fomentar la devoción a los mártires- y una carmelita de la caridad –Ascensión de San José de Calasanz Lloret, asesinada con su hermano Salvador, escolapio- en la provincia de Valencia; un franciscano –Félix Gómez-Pinto– en Guadalajara y otro –Pascual Fortuño, quien profetizó su martirio y cómo habían de matarlo- en Castellón. Continuar leyendoFusilado con un crucifijo, pedía perdón a Dios una y otra vez por sus enemigos Al padre Tirso de Jesús María lo condenó a muerte un Tribunal Popular en Toledo y cuando lo iban a fusilar pedía perdón a Dios por sus ejecutores

No os venguéis, dijo, antes de que le amputaran miembros y le sacaran los ojos Antes del simulacro de juicio y del martirio, el párroco de Conesa dijo a su madre: No lloréis mi muerte, no os venguéis

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Ocho de las personas asesinadas el 6 de septiembre de 1936 han sido beatificadas: dos hijas de María Auxiliadora y un sacerdote franciscano en Barcelona, un agustino y un capuchino en Asturias, un laico de Carcagente (Valencia), donde la revolución precedió a la guerra en dos meses, un sacerdote secular –Diego Llorca Llopis– en la provincia de Alicante y otro en la de Tarragona.
Continuar leyendoNo os venguéis, dijo, antes de que le amputaran miembros y le sacaran los ojos Antes del simulacro de juicio y del martirio, el párroco de Conesa dijo a su madre: No lloréis mi muerte, no os venguéis

Arrojados vivos a un pozo minero y rematados con dinamita El marista hermano José de Arimatea y otros presos fueron arrojados con las manos atadas a un pozo minero, donde los remataron con dinamita

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Diez de los asesinados el viernes 4 de septiembre de 1936 han sido beatificados: tres sacerdotes granadinos en Almería, un franciscano y un sacerdote diocesano –Fray Buenaventura Muñoz y Pedro Sánchez Barba– en la provincia de Murcia, un trinitario en la de Jaén, un sacerdote secular –Francisco Sendra– en la de Alicante, un capuchino en la de Valencia, un operario diocesano en la de Castellón y un marista en Asturias.
Continuar leyendoArrojados vivos a un pozo minero y rematados con dinamita El marista hermano José de Arimatea y otros presos fueron arrojados con las manos atadas a un pozo minero, donde los remataron con dinamita

Si a nosotros nos matan, otros harán triunfar la causa de Dios El sacerdote Carmelo Sastre dijo a uno de sus feligreses: Si a nosotros nos matan, otros harán triunfar la causa de Dios, por Él lo hemos de sufrir todo

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Entre los asesinados el domingo 16 de agosto de 1936 hay 30 beatificados: 20 de ellos son franciscanos de Consuegra (Toledo) martirizados en Fuente el Fresno (Ciudad Real). Además hay uno de la misma orden -el padre Plácido García– en Dènia (Alicante); un hermano –Gabriel María de Benifayó– terciario capuchino y un sacerdote diocesano –Carmelo Sastre– en la provincia de Valencia; un diácono capuchino –Enrique de Almazora– en la de Castellón; un sacerdote mercedario –José Reñé Prenafeta– y un sacerdote capuchino en la de Barcelona; un sacerdote operario diocesano –Amadeu Monje Altés– en la de Tarragona; un claretiano –Sebastià Balcells Tonijuan– y un salesiano –Jaime Bonet Nadal– en la de Lleida; más un sacerdote secular, Antonio Rodríguez Blanco, en la de Córdoba. Continuar leyendoSi a nosotros nos matan, otros harán triunfar la causa de Dios El sacerdote Carmelo Sastre dijo a uno de sus feligreses: Si a nosotros nos matan, otros harán triunfar la causa de Dios, por Él lo hemos de sufrir todo

No consentiré que lo profanen, dijo cuando le encontraron un Evangelio Al hermano Alejo Andrés unos milicianos le encontraron un Evangelio al registrarle en la calle, dijeron que era cura y lo mataron

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Nueve son las víctimas beatificadas del lunes 3 de agosto de 1936: cuatro en la provincia de Barcelona (dos franciscanos, el salesiano Francisco Bandrés Sánchez y Josep Guardiet Pujol, párroco de Rubí); uno en la de Alicante (el párroco de Pedreguer, Salvador Ferrandis Seguí); otro en la de Málaga (un capuchino linchado en Antequera, fray Luis de Valencina-Gerónimo Limón Márquez); dos hermanos de La Salle en Madrid –Eleuterio Mancho López y Patricio Beobide– y un sacerdote de la Congregación de la Misión en Asturias.
Continuar leyendoNo consentiré que lo profanen, dijo cuando le encontraron un Evangelio Al hermano Alejo Andrés unos milicianos le encontraron un Evangelio al registrarle en la calle, dijeron que era cura y lo mataron

De penitenciario en Loreto y sacristán en Asís a mártires en Granollers Los dos franciscanos del convento de Granollers que fueron asesinados en La Roca del Vallès (Barcelona) eran naturales de Caudé (Teruel)

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Entre los asesinados el 31 de julio de 1936, han sido beatificados 21 mártires, de los cuales el grupo más numeroso es el de siete carmelitas descalzos de Toledo —uno más quedaba preso y sería ejecutado en septiembre—, seguido por el de cuatro carmelitas misioneras de Barcelona, dos franciscanos en la misma provincia, dos hermanos de La Salle en Tarragona, dos redentoristas en Cuenca, dos trinitarios en Jaén, el padre capuchino Andrés de Palazuelo en Madrid y el coadjutor salesiano Jaime Buch Canals en Valencia.
Continuar leyendoDe penitenciario en Loreto y sacristán en Asís a mártires en Granollers Los dos franciscanos del convento de Granollers que fueron asesinados en La Roca del Vallès (Barcelona) eran naturales de Caudé (Teruel)

Aún decía que nos perdonaba cuando le íbamos a matar Los milicianos que martirizaron al claretiano José María Ruiz Cano contaron "que aún decía que nos perdonaba cuando le íbamos a matar"

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Entre las personas asesinadas el lunes 27 de julio, han sido beatificadas 26. Se trata de 15 religiosos en la provincia de Barcelona, un sacerdote secular en Tarragona, un salesiano y un claretiano en Guadalajara, otro sacerdote en Toledo, seis religiosos trinitarios en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), y un carmelita en Pueblonuevo del Terrible (Córdoba). Continuar leyendoAún decía que nos perdonaba cuando le íbamos a matar Los milicianos que martirizaron al claretiano José María Ruiz Cano contaron “que aún decía que nos perdonaba cuando le íbamos a matar”

No quiero defenderme, porque el Señor tampoco se defendió El sacerdote de 71 años Enrique Gómez no quiso evitar su arresto: "no quiero defenderme, porque el Señor tampoco se defendió cuando lo iban a matar"

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Siete mártires del siglo XX en España nacieron un 15 de julio: un sacerdote diocesano de Valencia y otro conquense, un sacerdote escolapio barcelonés, otro franciscano vizcaíno, otro agustino leonés, un alumno de teología -también agustino- zamorano y un marista leridano.
Continuar leyendoNo quiero defenderme, porque el Señor tampoco se defendió El sacerdote de 71 años Enrique Gómez no quiso evitar su arresto: “no quiero defenderme, porque el Señor tampoco se defendió cuando lo iban a matar”