Ya nos podemos preparar, recaerá todo sobre nosotros y la religión Miquel Vilatimó, canónigo de Tarragona, vaticinó que los revolucionarios culparían de todo a "nosotros y la religión"

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Entre los 16 mártires del siglo XX beatificados del domingo 26 de julio, son mayoría los que perdieron la vida en Tarragona (nueve), muriendo el resto en las provincias de Huesca (dos), Barcelona, Jaén, Málaga y Córdoba.
Continuar leyendoYa nos podemos preparar, recaerá todo sobre nosotros y la religión Miquel Vilatimó, canónigo de Tarragona, vaticinó que los revolucionarios culparían de todo a “nosotros y la religión”

“Les felicito y me felicito por la muerte de mi hermano” El escolapio Faustino Oteiza comunicó la muerte del padre Dionisio Pamplona diciendo a su familia: les felicito y me felicito

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Entre los 33 beatificados del día de Santiago de 1936, hay cinco hermanos de las Escuelas Cristianas (La Salle) y dos carmelitas descalzos, ejecutados en Montcada i Reixac, cuyo cementerio terminará por ser el lugar más frecuentado para las ejecuciones extrajudiciales en esa provincia. Fuera de Cataluña, mataron al sacerdote escolapio de 67 años Dionisio María de Santa Bárbara Pamplona Polo en Monzón (Huesca), conocido como “el beato escolapio de Calamocha”. Otro grupo de cinco asesinados provenía del convento de Agustinos Recoletos de Motril (Granada). La fiesta del patrón de España vio la muerte de otros 20 beatos:
-En Talavera de la Reina (Toledo), un sacerdote y tres hermanos hospitalarios.
-Tres pasionistas de Daimiel en Urda (Toledo).
-Cuatro dominicos en Algodor (Madrid) y uno en la capital.
-Tres mercedarios en Lérida.
-Dos carmelitas descalzos y un sacerdote secular en la provincia de Tarragona.
-Dos monjes de Montserrat en la de Barcelona.
Continuar leyendo“Les felicito y me felicito por la muerte de mi hermano” El escolapio Faustino Oteiza comunicó la muerte del padre Dionisio Pamplona diciendo a su familia: les felicito y me felicito

El párroco de Cebreros precedió en su martirio a otros 64 masacrados José Moro, párroco de Cebreros, fue asesinado el 24 de julio, otros 64 feligreses lo fueron el 3 de octubre en Pelayos de la Presa

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Entre los 27 mártires que fueron asesinados el viernes 24 de julio de 1936, el grupo más numeroso es el de los siete oblatos de María Inmaculada -y el mártir que fue concejal de Madrid– en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, destacando también las tres carmelitas de Guadalajara. También mataron ese día en Madrid a los dos primeros mártires agustinos, un lasaliano y dos maristas.
Continuar leyendoEl párroco de Cebreros precedió en su martirio a otros 64 masacrados José Moro, párroco de Cebreros, fue asesinado el 24 de julio, otros 64 feligreses lo fueron el 3 de octubre en Pelayos de la Presa

No puedo apartar de mi mente a aquel joven sacerdote que yo maté Entre los 40 mártires asesinados el 23 de julio de 1936 está el joven sacerdote menorquín Juan Huguet, cuyo heroísmo reconocía su mismo asesino

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Llegados al jueves 23 de julio de 1936, nos encontramos con 40 beatos cuyas muertes se produjeron en dos matanzas de religiosos pasionistas del convento de Daimiel (Ciudad Real) ocurridas en Carabanchel Bajo (nueve) y Manzanares (Ciudad Real, seis); con las matanzas en Barcelona de nueve religiosas Mínimas Descalzas junto a una seglar en Can Boada, y de los conocidos como mártires del Coll (ocho: cuatro misioneros de los Sagrados Corazones, la mujer que los refugió, dos franciscanas Hijas de la Misericordia y una teresiana); dos asesinatos en una misma calle de Toledo y otros cuatro casos individuales, entre los que se cuenta un joven sacerdote secular menorquín.
Continuar leyendoNo puedo apartar de mi mente a aquel joven sacerdote que yo maté Entre los 40 mártires asesinados el 23 de julio de 1936 está el joven sacerdote menorquín Juan Huguet, cuyo heroísmo reconocía su mismo asesino

Apedrearon el cadáver con cuanto tuvieron a mano los verdugos Al hermano Ireneo Jacinto, lasaliano burgalés residente en Madrid, le dispararon varias veces y después apedrearon el cadáver

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

15 mártires del siglo XX en España fueron asesinados el 22 de julio de 1936: un lasaliano en Madrid, tres maristas en Redueña (Madrid), cuatro carmelitas en Montoro (Córdoba) y seis carmelitas descalzos en Toledo. Continuar leyendoApedrearon el cadáver con cuanto tuvieron a mano los verdugos Al hermano Ireneo Jacinto, lasaliano burgalés residente en Madrid, le dispararon varias veces y después apedrearon el cadáver

Asesinados a traición tras rendirse la Guardia Civil en Morón Entre los asesinados tras el asalto al cuartel de la Guardia Civil en Morón hay dos mártires salesianos previamente encarcelados

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Cuatro son los beatificados entre las víctimas de la guerra civil española asesinadas el 21 de julio de 1936: un hermano marista en Madrid, el párroco de Mora de Toledo y dos salesianos de la comunidad de Morón de la Frontera (Sevilla). Continuar leyendoAsesinados a traición tras rendirse la Guardia Civil en Morón Entre los asesinados tras el asalto al cuartel de la Guardia Civil en Morón hay dos mártires salesianos previamente encarcelados

Le encontraron un crucifijo y, sin mediar explicación, lo tirotearon El 20 de julio de 1936 es el primer día posterior al estallido de la guerra civil española en el que se producen martirios reconocidos

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

El 20 de julio de 1936 es el primer día posterior al estallido de la guerra civil española en el que se producen martirios reconocidos ya como tales por la Iglesia. En concreto, se ha beatificado hasta el momento a nueve religiosos asesinados ese día: tres carmelitas descalzos en Barcelona; dos dominicos más dos hermanas de la Caridad y un lasaliano en Madrid, y un salesiano en Sevilla. Continuar leyendoLe encontraron un crucifijo y, sin mediar explicación, lo tirotearon El 20 de julio de 1936 es el primer día posterior al estallido de la guerra civil española en el que se producen martirios reconocidos

Sus últimas palabras fueron para perdonar a los que le mutilaron El sacerdote Jesús Gigante, asesinado como el mártir Justo Arévalo en Valdepeñas, perdonó a los que le mutilaron antes de matarlo

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Los mártires asesinados durante la Guerra Civil Española nacidos un 19 de julio fueron dos: un hospitalario vallisoletano y un sacerdote de la diócesis de Ciudad Real.
Continuar leyendoSus últimas palabras fueron para perdonar a los que le mutilaron El sacerdote Jesús Gigante, asesinado como el mártir Justo Arévalo en Valdepeñas, perdonó a los que le mutilaron antes de matarlo

Revolución española: un incendio para apagar otro La izquierda "moderada" apoyó la revolución española con tal de dominar lo que consideraba "derecha" y así terminó por consentir la matanza de inocentes

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Tres mártires asesinados durante la guerra civil española nacieron un 18 de julio: una carmelita misionera tarraconense, un carmelita palentino y un salesiano salmantino. Dado que es el aniversario del estallido de la guerra, completo el artículo con una pequeña introducción al fenómeno persecutorio, y con datos biográficos de las tres religiosas de San José beatificadas el 5 de septiembre de 2015, por ser aniversario de cuando se anunció su beatificación. Continuar leyendoRevolución española: un incendio para apagar otro La izquierda “moderada” apoyó la revolución española con tal de dominar lo que consideraba “derecha” y así terminó por consentir la matanza de inocentes

Más que el odio ha sido la envidia la que ha movido las armas asesinas Carlos García-Mauriño Longoria, registrador de la propiedad asesinado en Ronda, afirmaba que, so capa de igualdad, la envidia motivó la Revolución Española

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Un mártir del siglo XX en España nació un 17 de julio: el padre Carlos de Alcubilla de Nogales, capuchino zamorano. Completo el artículo comentando el libro Memoria de veintisiete días, de Carlos García-Mauriño Longoria (158 páginas, Sekotia, 9 euros), sobre la revolución de 1936 en Ronda (Málaga). Continuar leyendoMás que el odio ha sido la envidia la que ha movido las armas asesinas Carlos García-Mauriño Longoria, registrador de la propiedad asesinado en Ronda, afirmaba que, so capa de igualdad, la envidia motivó la Revolución Española