Voy a dar la vida por nuestro Dios. En el Cielo te espero En el Cielo te espero, escribió el joven Rafael Lluch antes de que lo fusilaran por haber pedido respeto a una imagen de la Virgen


El primer mártir del siglo XX en España y otros ocho más nacieron un 18 de febrero: una de las primeras monjas asesinadas en Madrid (hermana de la Caridad del Sagrado Corazón), un claretiano ovetense, un agustino de Vizcaya, cuatro sacerdotes diocesanos almerienses beatificados en Roquetas de Mar el 25 de marzo de 2017 y un laico valenciano. Continuar leyendoVoy a dar la vida por nuestro Dios. En el Cielo te espero En el Cielo te espero, escribió el joven Rafael Lluch antes de que lo fusilaran por haber pedido respeto a una imagen de la Virgen

Facebooktwitteryoutube

Obligaron a matarlos a quienes aún no se habían manchado de sangre Los comités de otros pueblos obligaron a los de Floresta a matar a dos claretianos capturados, alegando que aún no se habían manchado de sangre


Cuatro mártires del siglo XX en España nacieron un 15 de febrero: Joaquim Oliveras Puljarás (hermano Arturo), uno de los lasalianos de Griñón; un claretiano, un sacerdote almeriense y una Hija de la Caridad orensana. Comento también el libro Luz para el olvido, de maría Luisa Alonso Montalbán. Continuar leyendoObligaron a matarlos a quienes aún no se habían manchado de sangre Los comités de otros pueblos obligaron a los de Floresta a matar a dos claretianos capturados, alegando que aún no se habían manchado de sangre

Facebooktwitteryoutube

Mártir, aunque la soltaron para que no muriera en la cárcel Se puede ser mártir sin muerte violenta, como la hermana Gaudencia: la soltaron para que no muriera. Basta que lo sufrido acorte notablemente la vida


Dos mártires del siglo XX en España murieron el 11 de febrero de 1937: un hospitalario asesinado en Valencia y una hermana de la Caridad que murió en el hospital de los Franceses en Madrid, una muestra más de que para ser mártir no es imprescindible morir violentamente, sino que basta que los sufrimientos causados por la persecución religiosa mermen notablemente la salud y la duración de la vida.
Continuar leyendoMártir, aunque la soltaron para que no muriera en la cárcel Se puede ser mártir sin muerte violenta, como la hermana Gaudencia: la soltaron para que no muriera. Basta que lo sufrido acorte notablemente la vida

Facebooktwitteryoutube

Emilia la Canastera, primera gitana mártir El 25 de enero de 1939 murió en prisión la gitana Emilia la Canastera, última de los 115 mártires beatificados en Almería en 2017


Emilia Fernández, apodada la Canastera, es la primera mártir del siglo XX en España que subió al cielo un 25 de enero (de 1939). Los seis mártires del siglo XX en España nacidos un 25 de enero son una dominica de la Anunciata, un salesiano, un agustino, un carmelita descalzo, un sacerdote diocesano y un laico vicenciano. Continuar leyendoEmilia la Canastera, primera gitana mártir El 25 de enero de 1939 murió en prisión la gitana Emilia la Canastera, última de los 115 mártires beatificados en Almería en 2017

Facebooktwitteryoutube

Si no vuelvo, canten un Te Deum porque me habrán martirizado Entre los mártires nacidos un 24 de enero está el vicenciano Roque Catalán, que pidió a sus compañeros que rezaran un Te Deum cuando supieran de su muerte


El 24 de enero de 1937 fue asesinado, sin dejarle cumplir los 21 años, el capuchino Francesc de Paula  Colomer Prísas (fray Pacià Maria de Barcelona), beatificado el 21 de noviembre de 2015. Además, seis mártires de la Revolución Española nacieron un 24 de enero: un vicenciano que pidió que cantaran un Te Deum si lo mataban; un sacerdote diocesano de Ciudad Real; otro terciario capuchino turolense, asesinado en Madrid; un marista navarro martirizado en Barcelona; una laica alicantina asesinada en Valencia; y un marista leonés mártir en Madrid.
A propósito de los asesinados en Valdepeñas, se echa en falta alguna biografía de Félix Torres Ruiz, al que alguno califica como “especie de Pol-Pot” manchego.

¿Pol-Pot manchego?
Antes de la reseña biográfica sobre los mártires del día, me parece necesaria una nota de sorpresa sobre la aparentemente nula investigación de la persecución religiosa en Valdepeñas, por la que me interesé tras oír unos relatos -que no he podido contrastar- cuando investigaba El Tren de la Muerte.
Martín Miguel Rubio Esteban, tras las consabidas afirmaciones -que le dan un aire de “neutralidad”- de que tales crímenes se cometieron en ambos bandos por igual y aún demás de que la Iglesia incitó al odio (lo cual no puede probar) y de que en las declaraciones de testigos sobre torturas probablemente hay exageración (lo que obviamente tampoco puede probar), es el único relator que encuentro de algunas de las torturas cometidas con los 80 eclesiásticos o religiosos asesinados en esa localidad, crímenes de los que supone responsable al alcalde Félix Torres Ruiz, al que califica de “especie de Pol-Pot” (manchego, añado).

La documentación de la Causa general da fe de que fueron asesinadas 179 personas de la localidad y 117 forasteros, lo cual suma 296 y, si los sacerdotes y religiosos son 80 -cosa que no he comprobado-, indica que más de una cuarta parte (27%) de las víctimas pertenecían a esa categoría. En ninguno de esos 296 casos se indica quién los mató, y en el resumen que se hace en el Estado 3 (foto arriba) se mencionan las torturas a dos sacerdotes y se viene a decir que los principales culpables ya han sido castigados, pero que, no obstante, si se requiere, se pueden dar nombres de más implicados.

El resto de la documentación se centra en investigar lo sucedido a los dos sacerdotes mencionados, pudiéndose concluir que a D. Jesús Gigante le cortaron los genitales, pero nadie confirma que enterraran vivo a D. Manuel Marcos Sánchez. De modo que puede concluirse que el Estado 3 actuó como árbol que esconde el bosque, pues parece claro que los casos de torturas fueron muy abundantes, para botón del muestra el caso del sacerdote Juan Pedro García-Sotoca, a quien sacaron los ojos y la lengua, y le partieron un brazo. A cualquiera podría parecer evidente que entre tres o cuatro no se ejecutan 300 asesinatos, pero con tanto que había que investigar en la posguerra, se diría que se pasó por alto.

No parece haber estudios sobre la represión de posguerra en Valdepeñas, ni siquiera sobre el alcalde, al que leyendo el Estado 3 daríamos por ejecutado. Gracias a la Fundación Pablo Iglesias, sabemos que Pedro Torres Ruiz era jornalero y que “en abril de 1936 fue elegido compromisario del PSOE por Ciudad Real para la elección del nuevo Presidente de la República (Manuel Azaña)“. No fue alcalde hasta el 1 de noviembre de 1936, muy tarde si se le quiere hacer responsable de todos los crímenes, si bien el que fuera elegido por unanimidad justifica que quienes lo mencionan en el libro sobre La Guerra Civil en Castilla-La Mancha lo llamen “carismático” (p. 1027), por cierto al referir que se despidió del pueblo el 25 de enero de 1939 (o sea que huyó por lo que pudiera pasarle cuando llegaran los nacionales); de su liderazgo da prueba también que, después de elegirlo alcalde, pusieran su nombre a un batallón (p. 1026). En definitiva, algunas luces y muchas sombras sobre un tema digno de estudio. Como se verá a continuación, no de todos los crímenes cometidos en su localidad puede acusarse a los de Valdepeñas, pues su cementerio era usado como punto de destino para matanzas de gente de otras localidades.
Continuar leyendoSi no vuelvo, canten un Te Deum porque me habrán martirizado Entre los mártires nacidos un 24 de enero está el vicenciano Roque Catalán, que pidió a sus compañeros que rezaran un Te Deum cuando supieran de su muerte

Facebooktwitteryoutube

El mártir al que Indalecio Prieto dio la razón en defensa de la Iglesia Francisco Martínez Garrido, párroco de Huéscar (Granada) recriminó a un político local sus ataques a la Iglesia e Indalecio Prieto le dio la razón


Un mártir del siglo XX en España murió el 14 de enero de 1938: Francisco Martínez Garrido, jienense de Siles, de 61 años y párroco de Huéscar (diócesis de Guadix) -donde intervino para corregir a un político en presencia de Indalecio Prieto-, martirizado en Vélez Rubio (Almería) y beatificado en Roquetas de Mar el 25 de marzo de 2017.
Otros diez mártires nacieron un 14 de enero; por orden de su martirio: un marista burgalés asesinado en Redueña (Madrid), dos claretianos -uno burgalés y otro valenciano- a los que mataron en Barbastro, un paúl burgalés asesinado en Madrid, un sacerdote claretiano de Vic (Barcelona), un marista barcelonés martirizado en Lleida, un franciscano pontevedrés asesinado en Badajoz, la anciana madre de las cuatro monjas de Algemesí sobre la que escribí el 12 de enero, y en Barcelona un sacerdote capuchino y un minorista.

Continuar leyendoEl mártir al que Indalecio Prieto dio la razón en defensa de la Iglesia Francisco Martínez Garrido, párroco de Huéscar (Granada) recriminó a un político local sus ataques a la Iglesia e Indalecio Prieto le dio la razón

Facebooktwitteryoutube

Querían colgar a los capuchinos de El Pardo de los pinos y tirotearles Entre los siete mártires nacidos un 10 de enero hay uno de los capuchinos de El Pardo y otro, asesinado en Madrid como una vicenciana y un salesiano


Siete mártires del siglo XX en España nacieron un 10 de enero: dos capuchinos, uno compostelano y otro salmantino; una hermanita de la Caridad madrileña (pero que trabajaba en Albacete) y un salesiano burgalés, asesinados todos en Madrid; un hospitalario catalán asesinado en Valencia; un marista burgalés mártir en Barcelona; y una monja de la Visitación guipuzcoana asesinada en Vallecas. Continuar leyendoQuerían colgar a los capuchinos de El Pardo de los pinos y tirotearles Entre los siete mártires nacidos un 10 de enero hay uno de los capuchinos de El Pardo y otro, asesinado en Madrid como una vicenciana y un salesiano

Facebooktwitteryoutube

La vida no se da más que una vez y darla por Cristo es lo más grande Entre los siete mártires nacidos el 6 de enero está el padre Cayetano García, quien dijo a sus perseguidores que dar la vida por Cristo es lo más grande


No hay beatos del siglo XX español que padecieran martirio entre el 5 y el 13 de enero, así que para el día de Reyes hay que elegir a los siete nacidos un 6 de enero: dos claretianos, dos sacerdotes diocesanos murcianos -uno de ellos el padre Cayetano García, al que amenazaron de muerte ya en febrero de 1936, y entonces dijo que dar la vida por Cristo es lo más grande-, un laico almeriense, un marista y un novicio vicenciano. Continuar leyendoLa vida no se da más que una vez y darla por Cristo es lo más grande Entre los siete mártires nacidos el 6 de enero está el padre Cayetano García, quien dijo a sus perseguidores que dar la vida por Cristo es lo más grande

Facebooktwitteryoutube

Un mártir muerto por agotamiento y otro que no se atrevía a salir de casa El vicenciano Isidro Alonso murió de agotamiento en Madrid, y en Barcelona mataron al hospitalario Antonio Cubells, que no se atrevía a salir de casa.


Del lunes 14 de diciembre de 1936 hay un beato hospitalario en Barcelona: Antonio Cubells Minguell (hermano Protasio), de 56 años, que lo mismo puede ser patrón de los músicos que de los que tienen miedo ante la persecución, ya que no se atrevía a salir de casa. También fue martirizado ese día un hermano de la Congregación de la Misión.
Continuar leyendoUn mártir muerto por agotamiento y otro que no se atrevía a salir de casa El vicenciano Isidro Alonso murió de agotamiento en Madrid, y en Barcelona mataron al hospitalario Antonio Cubells, que no se atrevía a salir de casa.

Facebooktwitteryoutube

Simularon ponerlo en libertad para matarlo al día siguiente Al anciano sacerdote paúl Benito Quintano simularon ponerlo en libertad en la Cárcel de Ventas, diciéndole que al día siguiente le devolverían su dinero


Además de un sacerdote paúl martirizado el 12 de diciembre de 1936, hay seis más nacidos en la fiesta de la Virgen de Guadalupe; entre ellos Magdalena Fradera Ferragut, asesinada junto con dos hermanas suyas (de sangre y en religión). Cuando sus familiares fueron a indagar lo sucedido con ellas, les respondió el responsable del comité de Sant Martí de Riudarenes (Girona): “No ha de quedar un solo sacerdote ni una sola monja”.
Continuar leyendoSimularon ponerlo en libertad para matarlo al día siguiente Al anciano sacerdote paúl Benito Quintano simularon ponerlo en libertad en la Cárcel de Ventas, diciéndole que al día siguiente le devolverían su dinero

Facebooktwitteryoutube