Se entregó para salvar a su primo, acusado de refugiar a un religioso El hermano Adolfo Mariano se alistó en el Ejército republicano para instruir analfabetos y declaró ser religioso para que no mataran a su primo

Facebooktwitter

Tres mártires del siglo XX en España nacieron un 16 de junio: un misionero del Sagrado Corazón barcelonés, un sacerdote paúl y un lasaliano turolense.
Josep Oriol Isern Masso, de 27 años y oriundo de Vilanova i la Geltrú (Barcelona), era sacerdote profeso de los Misioneros del Sagrado Corazón, fue asesinado el 29 de septiembre de 1936 en Pont de Ser (Serinyá, Girona) y beatificado en Girona el 6 de mayo de 2017. Su martirio está resumido en el artículo del 12 de junio.

El padre Francisco MorquillasFrancisco Morquillas Fernández, sacerdote paúl nacido el 16 de junio de 1889 en Sarracín (Burgos), tenía 47 años cuando lo mataron el 30 de noviembre de 1936 en Paracuellos de Jarama (Madrid). Fue beatificado en la capital de España el 11 de noviembre de 2017. Al estallar la revolución en Madrid, se refugió con otros religiosos -incluido su hermano de congregación Pedro Pascual García Martín– en una pensión, donde fueron detenidos el 5 de agosto. Antes de su detención, había sido expulsado del Hospital de Maudes, según relata la biografía de la beatificación:

El P. Francisco Morquillas Fernández, vivió algunos días en el hospital de Maudes, del que era capellán. La superiora ordenó que no se quitaran los crucifijos, pero el día 21 de julio los milicianos se incautaron del hospital. Inmediatamente despidieron a las Hijas de la Caridad que salieron en camiones vestidas de seglar custodiadas por milicianos. En el edificio quedaron instaladas las oficinas del Socorro Rojo Internacional. La capilla se transformó en teatro. El P. Morquillas regresó a la comunidad en García de Paredes, 45 y allí vivió los atropellos del resto de religiosos.

Aunque en la pensión donde fue detenido había otros dos vicencianos, esta biografía resalta la relación que allí se forjó entre el padre Morquillas y dos pasionistas, sobre todo el padre Carlos del Santísimo Sacramento (Manuel Nogueiro Guitián, que aparece en una página del Vaticano sobre mártires y cuya beatificación fue anunciada en 2007, pero no se llevó a cabo), al que saldría atado hacia el martirio:

En la pensión Mejicana de la Carrera de San Jerónimo, el P. Morquillas había conocido al P. Manuel Nogueiro Guitián, Pasionista, cuyo nombre de religión y por el que era conocido es P. Carlos del Santísimo Sacramento y a su compañero H. Gabriel de la Anunciación. Juntos fueron hechos prisioneros y conducidos de calabozo en calabozo hasta llegar a la cárcel de San Antón. Juntos habían declarado su condición de sacerdotes y religiosos. Sin duda por la afinidad de sus almas hizo una gran amistad con el P. Carlos y con él se confesaba y preparaba para morir. Los últimos momentos del P. Francisco Morquillas Fernández, los conocemos por el testimonio del H. Gabriel de la Anunciación, Pasionista: El día 30 de noviembre a las 6 de la mañana, leyeron las listas. Habrían pasado dos horas, dice el Hermano Gabriel, cuando los vimos pasar por el patio de la cárcel, formando larga fila, bien atados por los brazos, de dos en dos, y sin la manta. El Padre Carlos iba ligado al brazo del padre Paúl, Francisco Morquillas.

Se alistó en el Ejército Republicano para instruir a los analfabetos
Mariano Anel Andreu (hermano Adolfo Mariano), de 26 años (nació el 16 de junio de 1910 en Josa, Teruel), tomó el hábito de La Salle en 1927 y en 1936 estaba en la Bonanova con más de 60 religiosos. A partir del 19 de julio se refugió con su primo Donato Anel en la Rambla de las Flores. Sin sospechar de la censura, escribió dando demasiados datos a su familia de Josa (Teruel), y el 1 de diciembre se presentó una patrulla a buscarlo, pero no estaba en casa. Aconsejado por un sargento de vigilancia, se alistó en el ejército, con idea de ser instructor de analfabetos. Una noche llegó a casa de su primo muy nervioso y les dio cuanto tenía: reloj, pluma, cartera, diciendo: “estoy destinado al frente y antes de marchar vengo a despedirme de vosotros. Tomad, os dejo todo lo que poseo”. Las milicias volvieron a la casa y se llevaron preso a Donato Anel, acusado de haber ocultado a un religioso. Para salvar a su primo, el hermano Adolfo declaró ser religioso y fue llevado al calabozo del barrio de Clot donde estaba Donato. A este lo pusieron en libertad el 10 de diciembre sin contarle lo que había declarado su primo, asesinado ese mismo día.

Premios en Polonia y Colombia para Bajo un Manto de Estrellas
Del blog de don Jorge López Teulón tomo dos noticias sobre la película Bajo un Manto de Estrellas, que narra los últimos días de los dominicos de Almagro aún en proceso de beatificación. La película fue premiada en el XXIX Festival Internacional de Cine y Multimedia católico de Niepokalanów (Polonia), el 25 de mayo de 2015, y su director, Óscar Parra de Carrizosa, recibió el Premio árbol de guacarí al mejor director en el V Festival Internacional de Cine de Montería (Colombia), celebrado del 4 al 8 de junio de 2015.

Puede suscribirse a esta lista de correo si quiere recibir en su e-mail la historia del mártir de cada día.

Puede leer la historia de los mártires en Holocausto católico (Amazon y Casa del Libro).

Facebooktwitteryoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.