La monja asesinada en el aniversario de la proclamación de la República La capuchina Isabel Calduch, mártir el 14 de abril de 1937, aniversario de la proclamación de la República. Cristiada y el grito ¡Viva Cristo Rey!


Una mujer asesinada en el aniversario de la proclamación de la II República -el de 1937- ha sido proclamada mártir por la Iglesia: la capuchina castellonense Isabel Calduch Rovira. Además, hago un comentario de la película Cristiada. Continuar leyendoLa monja asesinada en el aniversario de la proclamación de la República La capuchina Isabel Calduch, mártir el 14 de abril de 1937, aniversario de la proclamación de la República. Cristiada y el grito ¡Viva Cristo Rey!

Facebooktwitteryoutube

Por decir ¡Jesús! a uno que estornudó le detuvieron y asesinaron El mercedario José Reñé dijo ¡Jesús! a un anarquista que estornudó en su pensión, revelando que era católico, lo que bastó para que lo mataran.


Nueve mártires del siglo XX en España nacieron un 15 de junio: un hospitalario colombiano y otro navarro, un claretiano de Zaragoza, un mercedario ilerdense, un dominico asturiano, un marista murciano, una capuchina valenciana y una adoratriz soriana. Continuar leyendoPor decir ¡Jesús! a uno que estornudó le detuvieron y asesinaron El mercedario José Reñé dijo ¡Jesús! a un anarquista que estornudó en su pensión, revelando que era católico, lo que bastó para que lo mataran.

Facebooktwitteryoutube

¿Me matarán por ser sacerdote? Pues mejor de sotana Pau Roselló fue vestido de sotana a consumir la Eucaristía en un colegio, ya estallada la revolución, y esperó en su casa a que lo detuvieran


Siete mártires del siglo XX en España nacieron un 9 de mayo: un sacerdote diocesano tarraconense, un dominico palentino, un lasaliano vallisoletano, un oblato de María Inmaculada navarro, un paúl zaragozano y de Castellón un operario diocesano y una capuchina. (Vídeo.)
Continuar leyendo¿Me matarán por ser sacerdote? Pues mejor de sotana Pau Roselló fue vestido de sotana a consumir la Eucaristía en un colegio, ya estallada la revolución, y esperó en su casa a que lo detuvieran

Facebooktwitteryoutube