El minero degollado como un cerdo: El único delito de que nos acusan es ser católicos El minero Isidro Fernández, que fue degollado como un cerdo, dijo que era un honor que el único delito de que les acusaran fuera ser católicos


Mártires de Nembra.
Mártires de Nembra.

Ocho mártires del siglo XX en España terminaron su pasión el 21 de octubre de 1936: cinco dominicos del convento de Montesclaros en Cantabria, beatificados en 2007, y tres de los cuatro mártires de la parroquia de Santiago de Nembra (Concejo de Aller, Asturias) -el párroco Genaro Fueyo (casi 73 años) y los mineros Segundo Alonso (48 años) e Isidro Fernández (43 años)- que, junto con el estudiante Antonio González Alonso (24 años, había sido asesinado el 11 de septiembre anterior) fueron beatificados en Oviedo el 8 de octubre de 2016, y cuya fiesta litúrgica se celebra precisamente el 21 de octubre.

Es además aniversario de la beatificación de 109 claretianos celebrada el sábado 21 de octubre de 2017 en Barcelona (la fiesta litúrgica de estos beatos es el 1 de febrero). El prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, cardenal Amato, dijo en su homilía en la Sagrada Familia que la historia de la persecución religiosa española “es la historia del amor que vence al odio” y que la sangre de los mártires es “la savia vital para el dinamismo de la Iglesia española actual”.

En Japón es aniversario del martirio del sacerdote jesuita beato Julián Nakaura Jingoró (1633); en Corea  del martirio del joven de 13 años san Pedro Yu Tae-ch’ol (1839). En Rusia, la Iglesia ortodoxa ha glorificado a 20 mártires de 1937. De ellos fueron arrestados y ejecutados juntos el arzobispo Demetrio Dobroserdov, el archimandrita Ambrosio Astakhov, el abad Pacomio Turkevich, el diácono Juan Khrenov, el   monje Varlaam Efimov, la monja Tatiana Besfamilnaya, más los laicos Nicolás Rein, María Volnukhina y Esperanza Azhgerevich; otro grupo lo formaban el arcipreste Peter Nikotin más los laicos Víctor Frolov, Juan Rybin, Isabel Kuranova y Nicolás Kuzmin; y fuera de estos grupos quedan los mártires Jonás Lazarev (obispo), Serafín Shchelokov (archimandrita), Pablo Preobrazhensky (arcipreste) y tres sacerdotes: PedroBasilio Ozeretskovsky, más Vladimiro Speransky.

Sigue leyendo El minero degollado como un cerdo: El único delito de que nos acusan es ser católicos El minero Isidro Fernández, que fue degollado como un cerdo, dijo que era un honor que el único delito de que les acusaran fuera ser católicos

Facebooktwitteryoutube