Sus últimas palabras fueron para perdonar a los que le mutilaron El sacerdote Jesús Gigante, asesinado como el mártir Justo Arévalo en Valdepeñas, perdonó a los que le mutilaron antes de matarlo

Facebooktwitter

Los mártires asesinados durante la Guerra Civil Española nacidos un 19 de julio fueron dos: un hospitalario vallisoletano y un sacerdote de la diócesis de Ciudad Real.

Hermano Benito JoséArsenio Mañoso González (hermano Benito José Labre), de 57 años y natural de Lomoviejo (Valladolid), es uno de los 21 mártires de esa provincia y también uno de los 15 hospitalarios asesinados en Calafell (Tarragona) el 30 de julio de 1936 y beatificados en 1992.

Tres sacerdotes seculares y cinco lasalianos mártires de Santa Cruz de Mudela

Justo Arévalo Mora, de 67 años y natural de Miguelturra (Ciudad Real), era sacerdote coadjutor de Santa Cruz de Mudela, fue asesinado el 19 de agosto de 1936 en Valdepeñas (Ciudad Real) y beatificado en 2007. Sobre él existe una biografía (de cuya portada tomo la fotografía) que en versión electrónica cuesta 3 euros. De las 300 personas asesinadas en Valdepeñas solo han sido beatificadas estas ocho procedentes de Santa Cruz (ver artículo del 24 de enero). Entre los pendientes de beatificar cabría destacar al coadjutor Jesús Gigante Ruiz, sobre el que cuatro testigos confirman (legajo 1033, exp. 3, folios 114-121 y 112 de la Causa general) que “le cortaron sus partes genitales llevándoselas a la boca, antes de ser asesinado” el 22 de noviembre -“sus últimas palabras fueron para perdonar a quienes le torturaron y dieron muerte; y aclamar a Cristo Rey”, según esta web diocesana-, y el capellán del cementerio, Manuel Maroto Sánchez (de 63 años asesinado según la Causa general el 4 de septiembre), sobre el que no hay confirmación de que le enterraran vivo. Antes que a ellos mataron a los sacerdotes Juan Pedro García Sotoca Marqués, de 33 años, y José García Carpintero, de 40 (ambos el 29 de agosto según la Causa general). También aparece como asesinado en fecha que probablemente sea el 3 de diciembre Vicente Borrel Doz, presbítero de 26 años, que parece ser el párroco de Tomelloso al que la diócesis da por asesinado el 16 de agosto en la localidad de su parroquia, como de hecho confirma la documentación en la Causa general sobre Tomelloso (legajo 1029, expediente 3, folio 6, especificando que el párroco tenía 60 años).

Puede leer la historia de los mártires en Holocausto católico (Amazon y Casa del Libro).

Puede suscribirse a esta lista de correo si quiere recibir en su e-mail la historia del mártir de cada día.

Facebooktwitteryoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.