Perdonó a sus asesinos, que luego expulsaron de casa a su octogenaria madre El sacerdote Juan Ventura, de 61 años, cuando le fusilaban pidió permiso para hablar y perdonó a sus asesinos, que tras matarle saquearon su casa


Tres beatos mátires del siglo XX en España terminaron su pasión el jueves 17 de septiembre de 1936: un laico -el ferroviario Álvaro Santos Cejudo– en Ciudad Real, un terciario capuchino –Timoteo Valero– en Madrid y un sacerdote secular en Castellón.

En esta fecha se conmemora en España el aniversario del martirio de san Pedro Arbues (1485). En Rusia, la Iglesia ortodoxa ha glorificado como mártires a 16 personas asesinadas este día en 1937 y una de 1943: el obispo Gregorio Lebedev, el arcipreste Miguel Bogorodsky, los sacerdotes Nicolás LebedevPabloJuan Vasilevsky, Juan Romashkin, Nicolás Sretensky, Nicolás Khvoshchev, Elías Izmaylov, Pedro Lebendinsky y Alejandro Nikolsky, el monje sacerdote Esteban Kuskov, más los laicos Alejandro Blokhin, Basilio Yezhov, Pedro Lonskov y Esteban Mityushkin; la mártir de 1943 es Elena Chernova.
Sigue leyendo Perdonó a sus asesinos, que luego expulsaron de casa a su octogenaria madre El sacerdote Juan Ventura, de 61 años, cuando le fusilaban pidió permiso para hablar y perdonó a sus asesinos, que tras matarle saquearon su casa

Facebooktwitteryoutube