Quería restaurar la orden jerónima o ser mártir de Cristo: consiguió ambas cosas Uno de los mártires del 7 de noviembre de 1936 es Manuel de la Sagrada Familia Sanz, restaurador de la orden jerónima, hoy de nuevo en peligro de extinción


De los once beatos del 7 de noviembre, todos menos uno -el capuchino Andrés Francisco Simón Gómez (padre Eloy de Orihuela), de 59 años, asesinado en el Pont de l’Amorós de Crevillent (Alicante)- corresponden a la primera saca de presos hacia el camposanto de la localidad madrileña de Paracuellos de Jarama: son cinco dominicos, dos vicencianos, un jerónimo, un oblato de María Inmaculada y un seminarista salesiano. Continuar leyendoQuería restaurar la orden jerónima o ser mártir de Cristo: consiguió ambas cosas Uno de los mártires del 7 de noviembre de 1936 es Manuel de la Sagrada Familia Sanz, restaurador de la orden jerónima, hoy de nuevo en peligro de extinción

Facebooktwitteryoutube