La glorificación de los mártires valencianos, lienzo de José Grassa.

Descubrieron que era religioso, le invitaron a tomar café y lo mataron Cuando los compañeros de hospital de Juan Antonio Burró descubrieron que era religioso, le engañaron para que saliera de hospital y poder matarlo

Facebooktwitter

Dos mártires del siglo XX en España terminaron su pasión el 5 de noviembre de 1936: la laica valenciana Carmen Viel y el hospitalario Juan Antonio Burró, al que sus compañeros del Hospital Militar de Carabanchel tendieron una trampa invitándole a tomar un café para que saliera y así matarlo.

En Turquía, se conmemora el martirio del beato obispo armenio Gómidas Keumurgian (1707); en Vietnam, del sacerdote dominico santo Domingo Mâu (1858); en Alemania, el del beato sacerdote Bernardo Lichtenberg (1943); en Ucrania el del beato obispo Gregorio Łakota (1950). En Rusia, la Iglesia ortodoxa ha glorificado a seis mártires de 1937 y una de 1942: los arciprestes Nicolás Agafonikov y Nicolás Arkhangelsky; los sacerdotes Vladimiro Ambartsumov, Emiliano Goncharov, Sozonte Reshetilov y Alejandro Solovyov; más la novicia Eufrosinia Timofeyeva.

Carmen Viel
Precursora de Acción Católica en Sueca
María del Carmen Viel Ferrando, suecana de 42 años, Colaboró intensamente en la fundación en Sueca de la Acción Católica, la Congregación de la Doctrina Cristiana y en la creación de un Colegio de Religiosas, dedicado a la enseñanza de niños pobres. Previamente, fue una de las fundadoras de la obra Intereses Católicos, precursora de la Acción Católica, y trabajó para dar vida a un Sindicato Laboral de Corte y Confección.

A instancias de María Lázaro, Rosalía Roglá y Manuel Pérez Arnal, promotores del Sindicato de la Aguja, fue a Barcelona,para estudiar allí más libremente la Obra Social. Escribió a la provincial de las Hijas de María Auxiliadora hasta conseguir que fueran a Sueca para educar a las jóvenes obreras.

La glorificación de los mártires valencianos, lienzo de José Grassa.
La glorificación de los mártires valencianos, lienzo de José Grassa.

Durante la guerra, se trasladó a Valencia, donde la denunció una mujer a quien ella había favorecido mucho. Detenida en la checa de la calle del Grabador Esteve, el 2 de noviembre de 1936, no perdió la serenidad y en las primeras horas del 5 de noviembre fue fusilada en El Saler. Fue beatificada el 11 de marzo 2001, junto con otros 225 mártires de la diócesis de Valencia cuya memoria se celebra el 22 de septiembre (fueron 233 los mártires del siglo XX en España beatificados ese día). En la misa de acción de gracias celebrada el 3 de mayo de 2001 en la catedral de Valencia se instaló como retablo el lienzo de José Grassa “La glorificación de los mártires valencianos” que se conserva sobre la puerta de la sacristía de dicha catedral.

Juan Antonio BurróAsesinato en el Hospital Barceló
Juan Antonio Burró Más, de 22 años, hermano profeso de la orden hospitalaria de los hermanos de San Juan de Dios (hospitalarios) de Ciempozuelos, huérfano de madre, junto a un hermano suyo fue criado en el Asilo de San Juan de Dios de Barcelona. Era primo del tenor Fleta. Profesó en Ciempozuelos en 1933. Hizo el servicio militar en Sanidad, en la Clínica psiquiátrica militar de Ciempozuelos, el Hospital militar de Carabanchel y el Hospital número 1 de Madrid. Sus jefes lo apreciaban por su laboriosidad, cualidades y excelente conducta, pero algunos compañeros extremistas descubrieron que era religioso y decidieron acabar con él tras el comienzo de la guerra. Él, al saberlo, manifestó no tener miedo y estar dispuesto a dar la vida por causa de la religión. Aunque solía rechazar la invitación de salir del hospital para tomar café con los compañeros, el 5 de noviembre la aceptó. Una vez fuera del hospital fue arrestado y fusilado. Murió dando vivas a Cristo Rey y a España. Fue beatificado en 1992.

Declaración sobre el martirio del beato Juan Antonio Burró.
Declaración sobre el martirio del beato Juan Antonio Burró.

El hospitalario Fidel Marcos Bueno declaraba el 16 de noviembre de 1944 (Causa General, legajo 1536, expediente 16, folio 3; ese expediente está dedicado a la exhumación de los cadáveres de 13 enfermos que fueron ejecutados en su retirada por los milicianos de la FAI que ocupaban el Asilo de San José en Carabanchel) que Burró fue trasladado como sanitario del Hospital Militar de Carabanchel “al Hospital de Barceló”; sobre este solo he encontrado menciones en dos volúmenes de La Revolución de los Patibularios (de José María Carretero), y un periódico de 1937 en que el personal donaba un día de salario para gastos de guerra. En 1941 (ABC, 21 de enero, p. 7) todavía aparecía dicho Hospital como filial del militar de Carabanchel y en el número 2 de esa calle, por lo que cabe concluir que era el actual Colegio de Isabel la Católica.

Antiguo Hospital Militar número 1, c/ Barceló 2, Madrid.
Antiguo Hospital Militar número 1, c/ Barceló 2, Madrid.

Puede leer la historia de los mártires en Holocausto católico (Amazon y Casa del Libro).

Puede suscribirse a esta lista de correo si quiere recibir en su e-mail la historia del mártir de cada día.

Facebooktwitteryoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.