No seas tonta, pronto estaremos con la Virgen La valenciana María del Pilar Villalonga Villalba animó a otra presa que iba a ser asesinada con ella, diciéndole: pronto estaremos con la Virgen

Facebooktwitter

La valenciana María del Pilar Villalonga Villalba, seglar de 45 años, es de momento la única mártir beatificada entre los asesinados el 11 de diciembre de 1936 en la persecución religiosa española.

Que sea yo la primera víctima
Pilar era la mayor de ocho hermanos y pronto huérfana de padre, perteneció a numerosas asociaciones católicas. En agosto de 1936 decía a su hermana Ángeles: “Veo que va a haber muchas víctimas; yo le he ofrecido al Señor que si las víctimas han de ser en casa, sea yo la primera”.

Detenida, mientras estuvo en la cárcel destacó por su piedad, rezando muchas veces el rosario y ayudando a los otros detenidos. Al sacarla de la cárcel, se dio cuenta de que iba a morir y exclamó: “¡Esta noche me matan!”. Fue la única vez que se la vio llorar. Después animó a la que estaba con ella, Isabel Corell, diciéndole: “No seas tonta, pronto estaremos con la Virgen. Esto es un momento y después el cielo”.

Fue martirizada en la madrugada del 11, por disparos de arma en las tapias del Patronato Álvarez de Burjassot (Colegio Mayor San Juan de Ribera). Un mes antes, aunque ella no lo supo, había sido asesinado su hermano Antonio, que tenía seis hijos.

Puede suscribirse a esta lista de correo si quiere recibir en su e-mail la historia del mártir de cada día.

Puede leer la historia de los mártires en Holocausto católico (Amazon y Casa del Libro).

Facebooktwitteryoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.