Ofrezco mi vida para el reinado en España del Sagrado Corazón El claretiano Javier Morell escribió a sus padres que daba su vida por el reinado en España del Sagrado Corazón de Jesús y del Purísimo Corazón de María.

Facebooktwitter

Cinco mártires del siglo XX en España nacieron un 20 de enero: un lasaliano palentino asesinado en Griñón (Madrid); un sacerdote claretiano burgalés mártir en Barbastro y otro en Lérida -desde cuya cárcel escribía a sus padres ofreciendo su vida por el reinado en España del Sagrado Corazón; un lasaliano de Tarragona y un salesiano de Turís (Valencia) asesinado en Madrid, este último da título al post de hoy.

Perseguidos hasta la muerte por contactar con religiosos detenidos
Lázaro Ruiz Peral (hermano Crisóstomo Albino), de 27 años y natural de Arconada (Palencia), hermano de las Escuelas Cristianas, fue asesinado en el noviciado de Griñón (Madrid) el 28 de julio de 1936 (episodio que relaté en la entrada del 7 de enero) y beatificado en 2013 junto con otros 22 lasalianos.

Sebastián Calvo Martínez, sacerdote claretiano de 33 años y natural de Gumiel de Izán (Burgos), fue ejecutado el 12 de agosto de 1936 en Barbastro y beatificado en 1992, como José María Pavón Bueno, del que hablé en la entrada de ayer 19 de enero.

El padre Javier Morell.Javier Morell Cabiscol,de 26 años y leridano de Albesa, era sacerdote claretiano desde el 19 de abril de 1936 -le ordenó en Barbastro el obispo mártir Florentino Asensio-; fue asesinado en la capital de su provincia el 21 de agosto de ese mismo año y beatificado en Barcelona el 21 de octubre de 2017. Detenido desde el 21 de julio en la cárcel de Lérida, la biografía de la beatificación aporta las dos cartas que desde allí escribió, una para comunicar a un religioso el martirio de su hermano y otra a sus padres:

Muy apreciados y recordadísimos padres:

Dios los guarde. Desde la cárcel quizás unos momentos solamente antes de entregar mi alma a Dios, quiero dirigirles a VV. para decirles que muero contento y gustoso, y que ofrezco mi vida y todas mis ilusiones misioneras para el completo y total reinado en España del Sagrado Corazón de Jesús y del Purísimo Corazón de María. No se apesadumbren por mi destino, que es gloriosísimo, pues es dar la sangre por Jesucristo. Alégrense de ello: pues podrán contar con un hijo mártir, pues sólo por ser Religioso estoy encarcelado, y por ser Religiosos acaban de caer tres compañeros míos. No piensen VV. que tenga miedo: ahora más que nunca doy gracias a Dios por haberme hecho Religioso y Sacerdote. Religioso-Sacerdote, mártir de Jesucristo… ¿Quieren gloria mayor?

Ahora más que nunca amadísimos padres, pensaré siempre en VV., desde el cielo tendrán un poderoso abogado delante del Señor. Les escribo en medio del pánico. Perdonen que no puedo más. En el cielo les aguardo a todos sin faltar uno. Escriban pronto a mis Superiores de cualquier casa de VV. conocida y donde sepan que residen aún, a fin de que hagan por mi pobre alma los sufragios de Regla, a fin de que Dios se compadezca de mis pecados y me dé el eterno descanso. ¡¡Ánimo!! que sea todo para mayor gloria de Dios y bien de nuestra patria. Adiós … hasta el cielo. Afectísimo hijo vuestro en Jesús y María, Javier, C.M.F.

¡¡Viva Cristo Rey!!

Francesc Trullén Gilisbarts (hermano Hugo Bernabé), lasaliano de 41 años natural de Roquetes (Tarragona), fue asesinado en Vinyols i els Arcs (Tarragona) el 1 de septiembre de 1936 y beatificado en 2013. Siguió la misma suerte que Joaquim Pallerola Feu (hermano Leonci Joaquim), de 44 años y de La Seu d’Urgell (Lleida), que tomó el hábito de La Salle en 1907 y en 1920 hizo la profesión perpetua. A causa de un fuerte reumatismo tenía dificultad para andar. El hermano Hugo Bernabé, que había profesado en 1911 y que salió de España en 1933 debido a las leyes anticlericales, regresó en 1935 a Cambrils. Estallada la guerra, fue detenido en Tortosa, pero consiguió permiso para regresar a Cambrils a cuidar al hermano Leonci. Dos días después fueron los milicianos a buscarlos al convento, los metieron en un coche y los asesinaron.

José Villanova Tormo, de 34 años y natural de Turís (Valencia), era sacerdote salesiano de la comunidad del colegio de San Miguel Arcángel, fue asesinado en Madrid el 29 de septiembre de 1936 y beatificado en 2007. Le mataron junto con los hermanos Francisco y Virgilio Edreira Mosquera, de 21 y 26 años, ambos seminaristas salesianos.

Francisco profesó en 1932 y en 1934 fue destinado, para las prácticas pedagógicas, al colegio San Miguel Arcángel del Paseo de Extremadura, donde le sorprendió la revolución. Su hermano Virgilio había profesado en 1931, 1931 y en 1933 fue destinado a Carabanchel Alto para el trienio práctico. Al producirse el asalto al seminario salesiano, el 20 de julio, se pudo camuflar entre los aspirantes y se trasladó con ellos al colegio de Santa Bárbara. Pero allí su vida corría peligro. Por eso fue al domicilio de Cristina Cobo, hermana de Esteban y Federico Cobo Sanz, salesiano y aspirante respectivamente (asesinados el 22 de septiembre). Con ellos estuvo allí hasta que el acoso de los vecinos le obligó a cambiar de domicilio. Se dirigió a la pensión donde residía su hermano Francisco y vivieron juntos hasta el día de su detención. Virgilio recogía noticias en pensiones y domicilios y visitaba a salesianos presos en Ventas. Sus visitas a los aspirantes en Santa Bárbara despertaron las sospechas de los milicianos, que lo identificaron y lo siguieron de lejos, arrestando luego de noche a los dos hermanos. Según la narración de un testigo directo, los hermanos Edreira estuvieron en la checa de la calle Marqués de Riscal número 1, antes de ser asesinados.

José Villanova emitió los votos como salesiano en Carabanchel Alto en 1920, y en 1929 fue ordenado sacerdote y destinado a la enseñanza en Salamanca y Madrid. Vivió escondido en la capital, continuando en la medida de lo posible el ejercicio de su apostolado, hasta que fue arrestado y muerto el mismo día que los hermanos Edreira.
Puede suscribirse a esta lista de correo si quiere recibir en su e-mail la historia del mártir de cada día.

Puede leer la historia de los mártires en Holocausto católico (Amazon y Casa del Libro).

Facebooktwitteryoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.