El párroco mártir que huyó al campo protegiendo el Santísimo Sacramento Antonio García Padilla, párroco de Huércal (Almería), vagó por los campos con el Santísimo Sacramento para protegerlo de la persecución religiosa

Facebooktwitter

Tres mártires del siglo XX en España nacieron un 14 de mayo: un sacerdote diocesano almeriense, un lasaliano burgalés y un dominico zamorano. Además, presento la imagen del icono de mártires del siglo XX, de la iglesia madrileña de las Calatravas, explicado por don Jorge López Teulón en su blog.
Antonio García Padilla, sacerdote de 55 años natural de Alboloduy (Almería) y párroco de Huércal, fue asesinado el 30 de agosto de 1936 en Enix y beatificado el 25 de marzo de 2017 en Roquetas de Mar (Almería). La biografía diocesana recuerda que al huir de la persecución trató de proteger el Santísimo Sacramento:

De este modo recordaba esos angustiosos días don José Fernández Rueda: «Llevando el Santísimo Sacramento en el pecho, salió por la parte de atrás de la casa rectoral, con su hermana doña María, vagando por la vega, hasta ser recogido en un cortijo, en donde lo prendieron los milicianos.»

Detenido el seis de agosto de 1936, fue conducido un día después al convento de las Adoratrices y al barco Astoy Mendi el día veinticinco. El día treinta padeció martirio, a sus cincuenta y cinco años, junto a los Beatos Obispos de Almería y de Guadix.


Bonifacio Rodríguez González (hermano José Cecilio
de las Escuelas Cristianas), de 51 años y natural de La Molina de Ubierna (Burgos), fue asesinado el 13 de septiembre de 1936 en Tahal (Almería) y beatificado en 1993 (ver artículo del 22 de marzo).

Compañero de los mártires de Bajo un Manto de Estrellas
José Prieto Fuentes, dominico del noviciado de Almagro, de 23 años y oriundo de Valleluengo (Zamora), fue asesinado en Paracuellos de Jarama (Madrid) el 28 de noviembre de 1936 y beatificado en 2007. Murió, por tanto, más tarde que sus compañeros de convento de Almagro a los que se dedica la película Bajo un Manto de Estrellas, y que aún no han sido beatificados. Pertenece al grupo de los más jóvenes, supuestamente separados del resto para no matarlos, pero que al ser enviados para encarcelar a Madrid, también fueron asesinados.

El icono de las Calatravas


En la parte superior, junto a la Virgen de la Almudena, san Isidro y su mujer santa María de la Cabeza, aparecen diez santos y un beato mártires no madrileños, más un ruso no beatificado, en señal de la predilección del obispo Juan Antonio Martínez Camino por los cristianos perseguidos en Rusia: San Pedro y San Pablo, Santiago el Mayor, San Juan Bautista, las santas hispanas Eulalia y Leocadia, el patriarca Tijón de Moscú (muerto en 1925 posiblemente envenenado, “beatificado” en 1991 por la Iglesia ortodoxa rusa, transliterado incorrectamente como Tichón -siguiendo la grafía alemana Tychon-, se llamaba Vasilij Ivanovic Bellavin), san Cristóbal Magallanes (asesinado durante la guerra cristera en 1927, beatificado en 1992 y canonizado en 2000), santa Teresa Benedicta de la Cruz, san Maximiliano Kolbe, san Marciano José (de Turón) y el obispo de Ciudad Real, beato Narciso de Estenaga.
En la parte inferior, aparecen un santo y 35 beatos que sí tienen relación con Madrid:
Beato Orencio Luis, hermano de La Salle; beata Concepción Pérez Giral, hija de la caridad; beato Jesús Gesta de Piquer, hospitalario; beata María de los Ángeles Ginard, celadora del culto eucarístico; san Pedro Poveda Castroverde, fundador de la Institución Teresiana; beata María Sagrario de San Luis Gonzaga, carmelita descalza; beato Avelino Rodríguez Alonso, agustino; beata Manuela del Sagrado Corazón, adoratriz; beato José Gafo, dominico; beato Daciano, hermano de La Salle beata Pilar Isabel Sánchez, hija de la caridad beato Ramón Touceda Fernández, hospitalario; beato Antonio Mateo Salamero, capellán de La Salle, de Griñón; beato Vicente Toledano, párroco de Uclés (Cuenca, la relación con Madrid debe estribar en que lo mataron milicianos madrileños); beato Arturo García de la Fuente, agustino; beata Rosaura de María, adoratriz beato Vidal Gómara, dominico; beato Teófilo Fernández de Legaria, de los Sgdos. Corazones; beata Clementina Francisca, sierva de María; beato Alberto Marco Alemán, carmelita; beato Cándido Castán, laico, concejal de Madrid; beato Federico Cobo, laico, postulante salesiano; beato Luis Campos Górriz, laico, de la A. C. de Propagandistas; beata Gertrudis, franciscana de la Madre del divino Pastor; beato Francos Esteban Lacal, oblato de María Inmaculada; beata María Gabriela, salesa; beato Benigno José, marista beato Javier Goresterratzu, redentorista; beato Saturnino de Bilbao, capuchino; beato Miguel Léibar, marianista; beata Rita Pujalte, hermana de la caridad del Sgdo. Corazón; beato Santiago de Jesús, trinitario; beato Juan Pedro de San Antonio, pasionista; beato Enrique Saiz Aparicio, salesiano; beata María de Jesús de la Yglesia, escolapia; beato Manuel de la Sagrada Familia, jerónimo.

La diócesis de Madrid ha editado un libro titulado Memoriae martyrum. Guía de los santos mártires del siglo XX en Madrid (BAC, 2015), dedicado a los 32 lugares y 402 mártires del siglo XX en la capital.

Puede suscribirse a esta lista de correo si quiere recibir en su e-mail la historia del mártir de cada día.

Puede leer la historia de los mártires en Holocausto católico (Amazon y Casa del Libro).

Facebooktwitteryoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.