Nueve dominicos ahogados en Cantabria Los mártires del 23 de diciembre de 1936 son nueve dominicos ahogados en Santander

Facebooktwitter

Nueve son los beatificados del 23 de diciembre de 1936, todos ellos dominicos del convento de Las Caldas de Besaya (Cantabria), que fueron detenidos y, tras ser interrogados durante horas en la checa del socialista Neila, ahogados en la bahía de Santander.

Los mártires del santuario de Nuestra Señora de Las Caldas
Los mártires de esa sangrienta víspera de Nochebuena fueron: José María García Tabar, hermano cooperador de 18 años, que profesó en enero de 1936 tras fracasar como seminarista por falta de capacidad para los estudios, fue enviado en mayo a ese convento; Pedro Luis Luis, cooperador de 21 años, que siendo pastor hizo amistad con los dominicos de la Peña de Francia en Salamanca, y profesó en 1934; Eleuterio Marne Mansilla, de 27 años, cooperador cocinero, que profesó en 1933 -como los demás, fue maniatado y con un lingote adosado al cuerpo, arrojado al mar en la noche del 22 al 23 de diciembre, pero su cadáver fue devuelto en la playa de Somo en la noche del 5 al 6 de enero de 1937-; Bernardino Irurzun Otermín, de 33 años, cooperador profeso desde 1931, trabajaba en la huerta; Miguel Rodríguez González, de 44 años, profeso desde 1909 y sacerdote desde 1916; Enrique Izquierdo Palacios, de 46 años; Eliseo Miguel Largo, de 47 años, profeso desde 1908 y sacerdote desde 1917, su cadáver fue devuelto por el mar en el muelle de Somo el 25 de enero de 1937; Manuel, Gutiérrez Ceballos, de 60 años, profeso desde 1892 y sacerdote desde 1899, fue misionero en Perú de 1913 a 1917 y famoso predicador, que solía confesarse antes de subir al púlpito; y Enrique Cañal Gómez, de 67 años, profeso desde 1885 y sacerdote desde 1891, desde 1928 era director espiritual de la escuela apostólica de Las Caldas de Besaya y maestro de hermanos cooperadores.

Informe sobre la revolución de 1936 en Cantabria.

Puede suscribirse a esta lista de correo si quiere recibir en su e-mail la historia del mártir de cada día.

Puede leer la historia de los mártires en Holocausto católico (Amazon y Casa del Libro).

Facebooktwitteryoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *